Vivimos en la época del háztelo tú mismo, no nos podemos engañar.

Hoy en día todo el mundo te ofrece de todo: que si quieres una web, posicionar tu página online, que vayas aquí o allí…

Y llega un día en que necesitas contenido educativo para tu hijo o tus alumnos, y resulta que la mayor parte de la gente se centra en ofrecer listas de los mejores edublogs que hay en Google. Pero, para aquellos que les encanta hacer las cosas por ellos mismos, ¿cómo crear un blog de educación?

 

En este artículo nos enfocamos precisamente en todos aquellos que quieren crear contenido propio, que les gusta buscarse la vida, investigar, aprender día a día, ya sean padres o profesores.

 

Para todos vosotros, que tenéis hambre de conocimiento y que no os desanimáis aunque falléis varias veces. Tranquilos, aquí os mostramos cómo sacar todo el jugo a esta experiencia.

 

¿Comenzamos?

¿Qué es un blog de educación?

Antes que nada, empezamos por el principio: también llamado “edublog”, no es más que un blog online en el cual puedes volcar contenido educativo; o sea, orientado a temática educacional 100%.

Si te fijas, en Internet hay toda una flora y fauna establecida de blogs de todo tipo: de tecnología, de cocina, de páginas web, de redes sociales, ¡e incluso blogs con una tienda online!

Pero, ¿qué hay de los blogs educativos? ¿Es que nadie piensa en los niños?

Pues aquí tenemos cómo nos vamos a hacer nosotros mismos (sí, eso, ¿para qué más gente?) nuestro propio blog educativo.

 

Sigamos, pues.

¿Para qué sirve un edublog? ¿Es útil?

Por supuesto que sí: a bote pronto, te diría que lo más fácil es que le metieras publicidad de Adsense y te centraras en subir contenido de calidad (que sea útil para los lectores), además de prestar especial atención a las Redes Sociales, como Facebook por ejemplo.

Además, podrás subir montones de artículos de calidad, hablando de temas tan variados como trivial para niños o poemas cortos para niños.

 

Ventajas de un blog de educación

¡Tiene un montón!

  • Contenido de valor para las personas: hoy en día hay mucha información pululando por la web, mucha de ella desestructurada y sin pies ni cabeza. Tu trabajo aquí sería recopilarla, someterla a un centrifugado e incluirla en tu web de una forma organizada y con sentido.
  • Aprendes: la metodología de tener unos tiempos para investigar sobre un producto, una forma de educar, o resolver problemas comunes en el aula y los hogares, hace que crear tu propio edublog sea de lo más satisfactorio. No me lo creas, ¡hazlo!
  • Te mantiene actualizado: la investigación es buena para conocer de primera mano las últimas tendencias en todo tipo de contenido. Si no creces, te estancas.
  • Si eres profesor, puedes amenizar el aula con tu blog: ¿quién no recuerda en su etapa colegial el típico profesor enrollado que llevaba la mesa con la tele y el video una vez a la semana al aula? Si quieres que tus alumnos te recuerden por siempre, intenta implementar contenido ilustrativo y a la vez emocionante. Recuerda: lo divertido no riñe con lo educativo.

¿Cómo crear un blog de educación?

El primer paso, obviamente, es elegir una web adecuada.

Te lo diré con sinceridad: hay un montón, véase Blogger, Wix, Joomla…

Pero consideramos que lo mejor, ya sea para más adelante establecer tu propia estrategia de posicionamiento web (SEO), y a la hora de subir contenido escrito, imágenes y vídeos, te convendría más WordPress.

¿Y por qué? Porque es la mejor plataforma blogger a la que puedes echar mano hoy en día.

Eso sí, tenemos que establecer una sutil diferencia, en la que no caí yo mismo en un principio: wordpress.org y es.wordpress.com.

 

Pero… se escriben casi igual, ¿qué tiene de diferente?

 

Tiene que el primero es un software gratuito para descargar en tu propio ordenador ( eso sí, necesitarás contratar un hosting y dominio aparte, pero si te lo montas bien podrás sacarle partido sin problemas).

Y en cuanto al segundo, es una web donde puedes subir contenido de forma gratuita. Eso sí, si quieres más prestaciones (por lo que WordPress se muestre especialmente insistente), tendrás que contratar un plan mensual, aunque no es muy caro para lo que te ofrecen, sinceramente.

Una vez que ya tienes la plataforma adecuada, ¡pasamos al siguiente paso!

¿Cómo elijo contenido para mi blog educativo?

Bien, aquí estableceremos la temática de nuestro blog educativo, es decir, ¿de qué queremos que hable principalmente? Podemos enfocarnos en contenido útil para niños de educación infantil, primaria o de instituto (la Universidad ya no cuenta); podemos centrarnos, por el contrario, en contenido útil referente a problemas educacionales, como niños con trastorno de autismo, Asperger…

Como ves, hay que decidir, porque no se puede hablar de todo lo habido y por haber, y menos al crear un blog educativo

Tipos de edublogs

Dicho esto, también convendría que conocieras los dos tipos principales de blogs educativos:

Blogs pedagógicos

Son los blogs que usan los docentes para presentar a sus alumnos el temario. Un ejemplo de blog pedagógico por excelencia es la plataforma Moodle (que un servidor usó, por cierto, en su momento).

Blogs didácticos

Aquí la estrategia es distinta: tanto el alumno como el profesor forman parte activa en la materia, enriqueciéndose uno del otro. De esta forma, alumno, maestro y padres están al tanto de la actualidad en el aula, generando así gran satisfacción por las tres partes.

 

También hay más, como los edublogs del alumno (una especie de diario personal), creativo multimedia (que ya la palabra lo dice), gestión de proyectos…

Pero nos centramos principalmente en estos dos, muchas veces no vale la pena complicarse la vida.

Ya habiendo elegido la temática principal de tu blog de educación, seguimos adelante.

¿Cómo desarrollo mi blog educativo?

Ahora tienes que hacer lo que sigue a continuación:

  • Elige de lo que necesitas escribir. Lo subrayo porque yo cometí el error en su momento de centrarme en lo que quería escribir yo, y resulta que lo que le gustan y necesitan los lectores son otros contenidos. De modo que esto no va de lo que te gusta, sino de lo que es necesario desarrollar.
  • ¿Y cómo sé lo que quiere la gente? Muy fácil: hay una cosa que se llama “keyword research” (búsqueda de palabras clave). Las palabras clave son palabras que busca especialmente la gente, de tal forma que puedes escribir artículos que bailen alrededor de ellas. De esta forma, te aseguras de que, si incluyes esas keywords (kw) a la hora de crear un blog educativo, no te garantizas el éxito, pero al menos tu blog no permanece en los infiernos de Google por los siglos de los siglos.
  • Así que, importante ya habiendo visto la importancia de las kw a la hora de posicionar tu web en buscadores web, te queda investigar sobre ellas, como te dije antes: échale un ojo a la competencia, mira cuántos artículos tienen, cómo los hacen, y te pones a escribir. No tiene más vuelta de hoja.
  • Una vez que tienes una remesa de artículos, te recomendamos que te curres unas buenas imágenes en un editor de imágenes; mi favorita es Canva, pero hay más.
  • También incluye un vídeo de YouTube por artículo (a Google le encanta el contenido visual) para tu blog de educación.
  • En cuanto a las imágenes que te dije antes, te recomiendo especialmente que incidas en un apartado que se llama Alt (texto alternativo), y le incluyas alguna kw, por la sencilla razón de que se te puede romper el enlace de tu imagen (o sea, de donde la sacaste), y no se vea nada. Ah, y procura que la imagen no pese mucho, usa TinyPNG: cuanto más pese tu artículo, más tarda en cargar, y el usuario promedio es muy exquisito con los tiempos de carga de tu web, así que céntrate en optimizar.
  • A la hora de redactar los textos de cada artículo, dales una estructura correcta: que el lector no tenga que andar buscando la información como un loco. Ordena el contenido, explícalo paso a paso y no des por sentada la información, nunca se sabe al 100% todas las personas que se meterán a echar un vistazo a tu contenido.
  • Lo último de todo: comparte en Redes Sociales. Lo más recomendable es que uses Facebook, porque Instagram está más enfocado en imágenes.

 

Conclusión: voy a hacer mi blog educativo

Tengo que advertirte que es muy bonito hacer un blog, pero si quieres de verdad hacerlo crecer y sacarle algún tipo de rentabilidad, vas a tener que tomártelo muy en serio. Sobre todo compartir y compartir, que haya mucho tráfico en tu web.

 

Si quieres sacarle rentabilidad puedes investigar más adelante sobre Google Adsense y cuánto tendrías que invertir en publicidad. La clave en este sentido es crear un blog de educación en el centro de toda una comunidad con mucho tráfico, para que los banners que incluyas en la web obtengan clicks.

 

 

Sigue leyendo a Aarón Peón