Si pensabas que en el baño es el lugar de la casa donde se concentran más bacterias, piensa de nuevo porque no lo es. Hay un utensilio de cocina, la tabla para cortar carne, verduras, pan, frutas, que contiene muchas más bacterias de las que crees.

Según una encuesta elaborada en el Reino Unido, este útil y usado objeto está 200 veces más sucio que la tapa del inodoro.

Dice la doctora Lisa Ackerley, de la web especializada Hygiene Doctor que en las cocinas sucias viven bacterias que provocan graves enfermedades como a salmonela, E-coli y campylobacter, las más comunes en Reino Unido.

Según los expertos, estas tablas, a pesar de ser lavadas, arrastran gérmenes que son difíciles de eliminar, con lo cual se aconseja su cambio frecuente tras algún tiempo de uso.

No hacerlo es poner en riesgo su salud y la de su familia, advierte la doctora Ackerley, experta en la higiene de los alimentos.

Algunos de los consejos de Ackerley son recordar no apoyar en la tabla otros objetos que no sean alimentos, algo que ocurre frecuentemente en cocina y limpiarlo a profundidad sobre todo cuando se corten alimentos que no van a ser cocinados, como panes, queso, etc.

¿Qué uso le das tú a la tabla de cortar? ¿la limpias a menudo? Cuéntanoslo.

Sigue leyendo a Abel Díaz