Su sabor es brutal pero el número de calorías de estos platillos mexicanos que más engordan te dejará con depresión. A pesar de que la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2010 por su exquisito sabor, México atraviesa una seria epidemia de obesidad que no podemos ocultar.

El 73% de los adultos y el 35% de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, un problema muy grave al que se enfrentan las autoridades y la sociedad en general.

Por otro lado, si eres del 52% de los mexicanos que sufre sobrepeso u obesidad, será mejor que te tomes en serio esta lista y la próxima vez que estés por comerte uno de estos suculentos platillos le eches un vistazo.

Son riquísimas, nos encantan y las comeríamos todo el día, pero cuando descubras la cantidad de calorías y grasas que tienen, quizás tengas que moderar su consumo o eliminarlo por completo de tu dieta, aunque sabemos que la carne es débil y la tentación acecha, así que quizás puedas darte un gusto de vez en cuando o probar de cocinar otras versiones más ligeras.

Flautas de pollo (2 unidades): 638 calorías y un 63% de grasa. Esas deliciosas flautas que vienen con su crema y su queso tienen un altísimo valor calórico, así que ten cuidado.

Tacos al pastor (5 unidades): 465 calorías y 59% de grasa. Un solo taco tiene ya casi 100 calorías, pero si la ración es de 5, hazte la cuenta tú mismo. Te recomendamos alejarte lo más posible de este exquisito platillo.

Torta de jamón: 457 calorías por ración y un 27% de grasa. No te dejes engañar por su tomate, su lechuguita y su jamón, porque en el fondo son una bomba de calorías.

Mole de olla: 419 calorías y 31% de grasa. Se trata de una deliciosa sopa que va muy bien cuando hace frío porque lleva de todo, pero que, si no sales a quemarla haciendo deporte, se te queda pegada y no hay quien la saque.

Chile en nogada: 413 calorías y 62% de grasa. Una peligrosísima bomba calórica indigerible. Si a eso le añadimos el pan con el que se suele acompañar, despídete de que te entre ese jean que te habías recién comprado.

Al final, no hay que ser tan dramático ni drástico en nuestra dieta, basta como en todo en la vida tener un poco de sentido común y moderarse ante las tentaciones como los platillos mexicanos.

México tiene gastronomía muy variada y no hay por qué cerrarle las puertas, se puede disfrutar de la comida tradicional, basta hacerlo con equilibrio y de forma saludable.

Cuéntanos cuál es tu platillo mexicano favorito y qué haces para no sucumbir en la tentación de comerlo a diario.

Sigue leyendo a Abel Díaz