Desde el año pasado el Papa Francisco ha sido noticia entre la comunidad gay, anunciándonos que “no deben ser discriminados, sino respetados y acompañados en el plano pastoral” seguido de la controversial frase que nos sorprendió a muchos: “Si alguien es gay y busca al Señor con sinceridad ¿quién soy yo para juzgarlo?”. En los pasados días un representante del Vaticano en nombre del Papa Francisco felicitó mediante una carta oficial a una bellísima pareja homosexual en Brasil por el bautismo católico de sus tres hijos en adopción. ¡Qué bendición!

“Si alguien es gay y busca al Señor con sinceridad ¿quién soy yo para juzgarlo?”

Después de 27 años de la unión esta pareja (Reis y David Harrad de 53 y 59 años) pudo oficializar su matrimonio en el 2011, ese mismo año en Brasil que es donde ellos viven, se reconoció la unión estable para las parejas del mismo sexo, otorgándoles acceso a matrimonio, adopción, herencia y pensión por muerte. La pareja en el 2012 adoptó a sus tres hijos Allyson de 16 años, Jessica de 14 años y Felipe de 11 años.

Para mí es muy importante que la gente está abriendo sus mentes y sus corazones, aceptándonos como somos. Pienso que es un paso importante para todos. Yo estoy muy feliz con Gerard, mi esposo. Todavía, aunque no se ha hablado mucho del tema, a los dos nos gustaría adoptar un hijo y algún día les daremos la noticia que la familia va a crecer. Historias como esta nos inspiran cada día y nos llenan de ilusión.

Sigue leyendo a Abel Díaz