Tener un pensamiento positivo no es tarea fácil, más no imposible. Los pensamientos, sentimientos y acciones van conectados, interactuando entre sí. Cada uno es parte de la cadena de pensamientos positivos, eventos y resultados. Es importante que eduquemos nuestra mente y así como grandes filósofos nos enseñaron a usar la ley de la atracción hay que ponerla en práctica.

Muchas veces tenemos sueños increíbles que nos motivan a seguir, pero al no alimentar estos sueños con metas fijas y concretas estamos dejándolos solo en sueños. Tenemos que poner a funcionar esta ley de la atracción. Somos más fuertes de lo que creemos y todo lo podemos. Te doy algunas claves que te van a ayudar a poner ese pensamiento positivo en marcha.

 

  1. No te engañes con ideales que te dicen que eres muy joven o muy viejo, el mejor momento para empezar es ya. Entre más lo pienses y más lo pospongas se irá alejando cada vez más ese gran comienzo.
  2. Nos enfocamos solamente en las cosas positivas, en las soluciones. Convertir los problemas en oportunidades nos ayudan a cambiar la perspectiva de las cosas.
  3. Si tomas una decisión, que sea con el corazón. Ya que como dicen las mamás: hay que hacer las cosas con el corazón y con amor. Si nos equivocamos por seguir los consejos del corazón, no pasa nada, estamos aprendiendo de la experiencia y todo aprendizaje es bienvenido.
  4. El perdón nos libera. Tenemos que perdonar los hechos y las personas del pasado y por su puesto a nosotros mismos para poder liberar nuestro corazón y poder seguir adelante. Entre menos carguemos, más ligeros vamos a estar y más espacio tendremos para los pensamientos positivos.

    #NeverTooLate para descubrir el secreto del pensamiento positivo

    #NeverTooLate para descubrir el secreto del pensamiento positivo

  5. No nos podemos preocupar de las cosas que no han sucedido. Tenemos que vivir en el presente y siempre esperar lo mejor de cada día confiando y teniendo esperanza. Tenemos que aprovechar los momentos espontáneos que nos regala la vida; si todo fuera predecible sería aburrido.
  6. Tener repeticiones positivas nos ayudan a atraer buena energía. Al repetir frases positivas constantemente, nos ayuda a desarrollar esa parte que buscamos de ser una persona con una mente positiva.
  7. Tener una conexión espiritual de alguna manera nos trae claridad espiritual. Creer y tener fe en un ideal nos ayuda a atraer el positivismo en nuestras vidas.
  8. Salir de nuestra zona de confort, nos ayuda a explorar zonas donde nunca imaginamos llegar. Salirnos de la comodidad puede ser un reto, pero al ver los resultados nos vamos a llenar de satisfacción.

Acuérdate que el secreto de tener una mente positiva se basa en nosotros mismos, no en nuestro entorno, ni en las personas que nos rodean. Y recuerda lo que una vez dijo Frida Kahlo: «Todo puede tener belleza, aún lo más horrible. »

 

Sigue leyendo a Abuelita Gita