Siempre he sido una amante de la cocina, todo el proceso desde la elección de los ingredientes, el proceso de preparación, el emplatado final y por supuesto que los que coman sientan todo el amor de mis platos. Desde pequeña mi mamá usaba aromáticas en la cocina y aún recuerdo el olor. Últimamente me he dado cuenta que en el supermercado los productos ya no son tan frescos como antes, en especial las aromáticas. Si te pasa lo mismo que a mí, lo mejor es empezar un huerto de aromáticas en casa. Yo empecé el mío hace poco tiempo y tengo resultados maravillosos. No te preocupes si tienes poco espacio, en realidad basta con tener lo básico.

En esta ocasión, vamos a hablar sobre plantas que embellecen, se cultivan en la misma cocina y sus aromas y sabores enriquecen los platos. Si, las aromáticas culinarias, nos ayudan a darle ese toque especial a nuestras recetas. Las más típicas son: Albaca, menta, orégano, perejil, romero, tomillo.

Tips para tu huerta:

  1. Para que tus aromáticas crezcan como deben, es necesario que estas tengan mucha luz y que no estén cerca de calefacción o estufas. La luz solar las alimenta, dicen que es requerido 6 horas diarias de sol. Tampoco es bueno que tengan mucho sol, ya que pueden quemar sus hojas.
  2. Algunas de estas hierbas son originales de clima mediterráneo, y no requieren de tanta agua para vivir. En el caso de la menta y el perejil, si necesitan de más humedad para dar resultados.
  3. Es necesario que la matera donde las vas a sembrar tenga agujeros, tus plantas necesitan que corra el agua y darle un poco de espacio a las raíces para que puedan crecer.

    resultados maravillosos en tu huerto en casa

    NeverTooLate para empezar un huerto de aromáticas en tu cocina

  4. Necesitan de buena tierra. Las plantas necesitan varios nutrientes y siempre los van a conseguir del abono que le pongas. Algunas veces es recomendable mezclar de diferentes clases, así las aromáticas van a tener lo necesario. La tierra debe imitar las mismas características del estado original de la planta.
  5. Si eres un principiante en el tema, lo mejor es que utilices brotes y no semillas. No solo te da espacio para experimentar, si no también resulta más económico. Los resultados van a ser más rápidos y puedes disfrutar de una mayor variedad.
  6. A la hora de usar las aromáticas, las puedes usar a medida que te hagan falta. Si prefieres también puedes almacenarlas o secarlas. Lo mejor es recolectarlas justo antes de que aparezcan las flores.

“…plantas que embellecen, se cultivan en la misma cocina y sus aromas y sabores enriquecen los platos.”

Normalmente estas hierbas son silvestres y cada una tiene un cuidado diferente, pero se vale experimentar y porque no hacer mezclas propias. Seguro que tus comidas no van a ser como antes. Podemos tener una mezcla hasta de diez aromáticas en la cocina y como mencioné antes, tienen un perfume encantador y también sirven de decoración. Tendrás un pequeño huerto de plantas aromáticas.

Sigue leyendo por Abuelita Gita