El calor del verano llegó y con él un antojo de un postre refrescante al que no nos podemos negar. Esta opción de postre frío de limón es muy fácil de preparar y está buenísimo. Con tan solo cuatro ingredientes podemos preparar esta deliciosa y práctica receta.

Salen aproximadamente 4 porciones.

Los ingredientes que necesitas son:

  • Una lata de leche condensada de 400 gramos
  • Una lata de leche evaporada de 400 gramos
  • 6 limones
  • 1 paquete de galletas María

Se necesita también:

  • Licuadora
  • Refractaria

Los pasos a seguir son muy fáciles:

  1. Exprime los 6 limones haciendo un concentrado (que no se vayan las semillas)
  2. Licuar la lata de leche condensada con la lata de leche evaporada, ir agregando poco a poco el zumo de limón. Seguir licuando hasta que los ingredientes formen una crema con contextura espesa pero cremosa, todo tiene que quedar muy bien mezclado.
  3. Empieza acomodando una capa de galletas Marías en el fondo de la refractaria creando una capa. Seguido a está capa de galletas, vierte un poco de la mezcla licuada, asegúrate de cubrir todas las galletas. Sigue con otra capa de galletas y otra capa de mezcla, y así sucesivamente hasta terminar los ingredientes o llegar al tope de la refractaria.
  4. Congela por un par de horas. Antes de servir se puede decorar un poco con ralladura de cascara de limón por encima, pedacitos de galleta triturados ó rodajas de limón.
  5. ¡A disfrutar y compartir!

Sigue leyendo a Abuelita Gita