Este artículo está especialmente dedicado a las personas que piensan que no lo lograrán, los que creen que ya no vale la pena soñar por ser mayores, los que no tienen ilusiones ni sueños.

Berta Hernández era una mujer que amaba estudiar y que nunca se dio por vencida, a pesar de las circunstancias de la vida. A los 70 se puso a estudiar la licenciatura de derecho.

Cuando era niña la educaron con la idea de que “no servía para la escuela”, pero ella demostró lo contrario tal y como cuenta el diario El Universal.

Con 2 licenciaturas y un master en el bolsillo, conseguidos con mucho esfuerzo y tenacidad, ahora se plantea estudiar inglés y convertirse en una experta en redes sociales y computadoras, además de ampliar sus conocimientos sobre Física Cuántica.

“Estudié enfermería, pero tenía más apetito de conocimiento. Las escuelas nada más abren sus puertas, pero está en uno querer profundizar en lo que te enseñan”, dijo Berta a El Universal.

Berta es tan sabia que hasta se aplica consejos para ser feliz en la vida: basta ser dócil, dejarse llevar y aceptar las sorpresas.

Cuando optó por estudiar derecho no encontraba una universidad que la aceptara porque le decían que era mayor (la media de edad en la clase era de 32 años), pero finalmente la  Universidad del Valle de México la admitió.

Berta también optó por la psicología porque le apasionaba “comprender los misterios de la mente”.

Ya viste que nunca es tarde para perseguir tus sueños… ¿tienes alguno por cumplir?

También te puede interesar: “Los Ingredientes Más Beneficiosos Para Un Corazón Sano”

Sigue leyendo por Abuelita Gita