Me sorprende encontrar este reciente estudio que nos habla sobre la soledad: es más mortal que la propia obesidad. ¿Quién iba a pensarlo? Yo siempre he estado rodeada de gente, pero si conozco casos cercanos que viven en la compañía de la soledad. La idea del aislamiento social no es algo nuevo, algunos por elección y otros porque no tienen de otra. Este estudio de la Asociación Nacional de Psicología de EEUU ha encontrado que las consecuencias de esto son más graves de lo que se pensaba, incluyendo una muerte prematura. El estudio también nos dice que la sensación de soledad es parecida a la del hambre.

“La sensación de soledad es parecida a la del hambre”

Hoy en día los jóvenes están siempre conectados a través de las redes sociales y esas cosas digitales y modernas que no entiendo muy bien, pero que se con seguridad que cada vez están apartando más y más a las personas, como dicen por ahí: acercan a los que están lejos, pero alejan a los que están cerca. Una adicción a estas redes puede causar más soledad. Dicen que los adultos pueden equilibrar más la vida virtual y la real, pero las próximas generaciones se están quedando solo en la virtual, sustituyen el contacto humano con internet.

Lo que los doctores nos recetan es tener amigos y una vida social saludable. Pongamos esta solución en marcha. Vamos a ganar amigos y podemos estar ayudando a alguien más.

Sigue leyendo a Abuelita Gita