Llega una cierta edad donde una ya ha escuchado de todo y no se sorprende por nada, especialmente si de comidas raras hablamos, pero estaba equivocada porque este nuevo restaurante en Japón me ha dejado de piedra.

Resulta que es un restaurante de… carne humana, si, como lo están leyendo. Yo me pasé toda la vida cocinando carne animal, hasta cocodrilo y canguro vi, pero cocinar humanos, no sé si me hubiera atrevido a hacerlo…

Al parecer, en Japón, comer carne humana y venderla es legal desde hace 4 años y las autoridades de Tokio ya permiten a los restaurantes que la puedan ofrecer al público y que sea consumida por el comensal.

El restaurante funciona así

Y para muestra, un botón. El restaurante “Resu ototo no shokuryohin”, que traducido al español es “Hermano comestible”, es uno de los lugares donde se puede degustar este macabro plato.

Como la carne animal, la humana también tiene diferentes texturas y sabores, hay zonas más duras y otras más tiernas, así que los precios también van acordes al corte que nos sirvan.

Desde unos 2,000 a unos 26,000 pesos dependiendo de la calidad, aunque eso sí, antes de ser servida y asegurarse que es apta para el consumo, la carne debe pasar por estrictos controles de calidad.

Por su parte, las personas que desean vender su carne, deben someterse a un estricto régimen antes de fallecer y a un tratamiento especial para evitar que el producto se ponga malo.

Las personas que la han probado dicen que el sabor de carne humana es en sí imperceptible, pues los platos se sirven condimentados con especias y otras salsas que hacen que no se aprecie el sabor.

Yo no sé si esto será verdad o es un concepto demasiado moderno para mí, pero creo que no podría probarla nunca. Existen casos reales de gente que ha tenido que comer carne humana por situaciones extremas como los chicos del equipo de rugby en Uruguay, que tras estrellarse el avión donde viajaban, tuvieron que sobrevivir hasta que fueron rescatados a base de alimentarse de sus compañeros fallecidos por el impacto.

¿Ustedes probarían esta carne?

También te puede interesar: Cinco beneficios deliciosos de la calabaza

Sigue leyendo a Abuelita Gita