Como en tierra que retumba

Suena el tun-tun de madera

Del mortero de mi abuela

Doña Rufina de Herrera.

 

Piensa siempre en el pasado

Mientras pisa en el mortero

El maíz, con la esperanza

Y el maíz de los recuerdos.

 

Con las manos suelta al viento

Tanto ayer que fue feliz

Vuela alto y se dispersa:

Afrechito de maíz.

 

Ay, esas manos que besan

Cuando acarician mi frente

Déjeme, que en su regazo,

No hay dolor que dure siempre.

 

Siga soñando el pasado

De sus Lomas de Saladas

Que tal vez vendrá la luna

Para secarle las lágrimas.

 

Sigue leyendo a Alejandro Bovino