¡Mundo de bichos colados!

No les cuenten que les dije:

Nacieron gatas mellizas,

las dos con una sonrisa.

 

¡Qué cosa tan peliaguda.

Dos gatas llenas de dudas!

 

Dos colas con ocho patas.

cuatro orejas, mucho pelo.

Nacieron en la terraza

del más alto rascacielos

 

¿Qué dudas pueden tener

si terminan de nacer?

 

¿Cómo podrían bajar

los cuarenta y siete pisos?

No funciona el ascensor

y la escalera es de vidrio.

 

¡Ni locas van a bajar!

Serán gatas~astronautas

y viajarán a la luna,

tocando violín y flauta.

 

Silbarán como si nada,

treparán algún altillo,

cantarán unos boleros

como Armando Manzanero.

 

Pero bajar a tierra, ¡ni locas!

Que están de lo más felices

Las dos mellizas, lamiéndose

Las patas y las narices.

 

 

Esta Guarania se baila

con sombrero y sin sombrero.

Sirve para conocer

quién conoce tanto enredo.

 


(De “20 poemas de humor y una canción disparatada”)

 

Sigue leyendo a Alejandro Bovino