Exactamente este próximo 21 de agosto podremos admirar un espectacular eclipse parcial de sol, que cubrirá casi toda América del Norte y que hacía 99 años que no se había visto este fenómeno único de la naturaleza. En Ciudad de México empezará a las 12:01:33, donde se oscurecerá un 26.4% aproximadamente y podrá ser visto en toda la República Mexicana.

¿Qué sucederá?: La Luna pasa entre el Sol y la Tierra y bloqueará todo o parte del Sol durante un máximo de tres horas, desde el principio hasta el final, sin embargo, seguro habrás ya escuchado todas las recomendaciones que se nos hacen para protegernos a nivel físico, pero te has preguntado, ¿cuál es el significado espiritual, cómo influirá en nuestra psique?

Una ayudita no nos caería mal para aprovechar este maravilloso fenómeno en nuestras vidas, veamos …

eclipse solar

eclipse solar

Sabemos que desde tiempos inmemoriales, estos fenómenos astronómicos traen una carga muy fuerte debido a su enorme poder de “Eclipsar” – es decir, desaparecer a dos de los astros que rigen nuestro universo El Sol y La luna, ni más ni menos. Y mucho se ha dicho sobre los efectos que desencadenan en la humanidad, algunas son simples supercherías como pueden ser que traigan desgracias y sucesos apocalípticos.

“Los eclipses traen cosas nuevas a nuestra vida, de nosotros depende el cristal con que las miremos”

A nivel esotérico, durante un eclipse solar, el Sol representa al día, que va permitiendo que surja la vida ya que su luz y rayos solares ayudan a fertilizar las semillas que se han sembrado. Según los cabalistas, durante la oscuridad que provoca el eclipse solar en ese momento nos estamos liberando del “Ego” que representa el “yo”. Es entonces un buen momento para hacer una meditación sobre la grandeza y poder del creador, recordándonos su inmenso poder al reconocer que hay algo mucho más allá de todo nuestro conocimiento, que mueve la vida en el Universo.

Indudablemente que un fenómeno de esta naturaleza a nivel astrológico trae consigo muchas supersticiones buenas y malas, nosotros nos vamos a enfocar en las buenas, porque finalmente podemos tomar la ideología de que un eclipse viene a eso, precisamente a eclipsar u ocultar las cosas negativas de nuestra personalidad, y debemos tomar en cuenta que lo bueno y lo malo es relativo, nos da la oportunidad de enfocarnos en abrirnos a nuevos caminos, nuevos cambios, nuevas rutas que seguir.

Un eclipse siempre tiende a marcar finales y comienzos, lo que nos permitirá evolucionar a niveles de madurez en forma rápida. Los eclipses traen cosas nuevas a nuestra vida, de nosotros depende el cristal con que las miremos, no todo tiene que ser malo, podemos aprovechar la oportunidad de un nuevo comienzo para una nueva relación, vender nuestra casa y adquirir la que hemos estado deseando, tener éxito en nuestra profesión, llegar a donde siempre hemos querido… puede haber también rompimientos, pero seguro que siempre son para mejorar y evidentemente el universo nos está urgiendo a avanzar.

Los eclipses nos traen nueva luz a nuestras vidas, es el momento de dejar atrás lo que siempre has querido cambiar, ese es el tipo de cambio en el cual te debes enfocar, no en las cosas oscuras que se vaticinan, es momento de analizar, de escuchar, de meditar en lo que no hemos podido prestar atención.

El reto aquí es que ganemos tanto tiempo como necesitemos para sanar nuestras emociones, nuestro cuerpo físico, no dejar que nos invada la negatividad, es aprovechar esa energía positiva que está tocando a nuestra puerta.

Un consejo importante: Los antiguos decían que durante un eclipse no era aconsejable tomar decisiones o acciones, que era mejor esperar y actuar semanas después, cuando haya menos energía acumulada en el aire, y mejor considerar las ideas o propuestas de otros, pero esperar a poner en marcha las nuestras

Se dice también que los eclipses afectan nuestra mente y nuestro cuerpo por eso existen algunos mantras que te recomiendo que utilices para que tu paz mental no se vea afectada por los murmullos de la mayoría, que se enfocan en las catástrofes, en las calamidades. Por ejemplo, el mantra Hare Krishna es el único mantra que se debe cantar siempre, ya sea si hay eclipse o no porque este mantra está a nivel del alma y cantarlo constantemente despierta al alma de su posición dormida y ayuda a restablecerla.

Esperamos con ansias este fenómeno que ahora toca la suerte de verse en mi país (México) y por qué no, aprovechar este tiempo para reunir a la familia. Además de disfrutarlo, hay que estar atentos a nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, que seguramente unidos en un círculo de armonía en el hogar, haremos que las energías a nuestro alrededor sean positivas y nos llenen de luz.

Sigue leyendo a Avatar