Cuando nuestra mente está contaminada, difícilmente podemos mantener nuestro entorno limpio, pero, cuando mantenemos nuestros filtros mentales activos, podemos tener la certeza que estamos libres de la contaminación mental. Al estar atentos a entender cómo pensamos, cómo sentimos estamos conscientes de cuánto afectamos en forma positiva o negativa a los que están a nuestro alrededor. Por eso es tan importante cuidar nuestra paz mental.

 

Seguramente has notado que cuando estás por unos minutos junto a una persona enojada o molesta, al retirarte sientes que te estás llevando algo de negatividad ¿no es así?, todo lo contrario, cuando estás con alguien que es feliz, te contagia de su alegría, te vas tranquila sintiendo optimismo, riéndote incluso hasta tú sola.

 

A veces nos contaminamos muy fácilmente, y hablo de la contaminación mental y emocional que nos producen los enojos, los celos, la desconfianza, la envidia, etc. Debemos tener presente que parte de nuestra felicidad la contribuye el ambiente en el que nos desenvolvemos y si logramos que éste sea positivo estamos libres de cualquier contaminación.

 

¿Quién no quisiera volver a la etapa de su niñez?, recobrar la serenidad, la felicidad, la pureza de pensamiento, la inocencia… pero siempre estamos a tiempo de aprender a manejar nuestra mente y llenarnos de positivismo que nos ayudará a cambiar nuestra energía y estar el mayor tiempo posible en un estadio de felicidad.

 

Algunos consejos que pueden ayudar:

  • No permitas que el estrés se apodere de tu vida, aprende a manejarlo, si te sientes estresada constantemente busca actividades que te ayuden a bajar su nivel, hazte de un hábito siempre es importante mantener disciplina para estar alertas a los cambios intempestivos que nos da la vida.
  • Haz a un lado todo lo que sea basura emocional, el odio, el rencor o cualquier pensamiento negativo no te benefician en nada, ten FE plena en que en tu vida sólo ocurre lo mejor para ti en todo momento.
  • Esta comprobado que hacer acciones altruistas nos hace mejores seres humanos, menos hostiles y nos ayuda a sacar lo mejor de uno mismo, de igual forma puedes iniciarte en el camino del Arte, empezarás a conocerte mejor y al mismo tiempo darás pauta a que los otros te conozcan.

Por último, siguiendo el pensamiento  del gran Filósofo Arthur Schopenhauer: Mediante la introspección es posible acceder al conocimiento esencial del yo. A este principio  lo denominó «voluntad» y la voluntad es una Fuerza Cósmica que guía nuestros pasos para hacerlos más ligeros por este Universo.

 

Así que teniendo la posibilidad de acceder a estas Fuerzas Universales ¿Crees que exista algo que no puedas cambiar?

 

 

 

Sigue leyendo a Avatar