Parece que a las personas en Europa le encanta el café para llevar, menos a los italianos. Ellos prefieren quedarse en una silla, ¿por qué?!

“Es rápido”

Tomar un café en Italia es un ritual rápido. Pides el café, lo tomas, lo pagas y te vas.

La cadena BBC probó ver cuánto se tardaban – desde el comienzo hasta el final. Fueron a una cafetería en Italia. Pidieron un “espresso”. Lo recibieron en 36 segundos, lo tomaron y acabaron en 40 segundos.

“Es una pausa”

Para los italianos, el café es un ritual. Es como una cosa sagrada. El café es solo un momento para estar relajado, tener una pausa, encontrar a alguien con quien puedas charlar. Es un tipo de excusa para interrumpir el día largo de trabajo.

“No es demasiado caliente”

En otros países se sirve el café calentísimo y no puedes tomarlo inmediatamente. Pero aquí se sirve mucho más fresco. La temperatura correcta para tomarlo inmediatamente.

Entonces, ¿se atreverán los italianos alguna vez a abandonar la tradición y pedir su café para llevar?

¡Absolutamente no! Los italianos están enamorados de su ‘macchiato’, que es una bebida de café exprés con un poquito de leche, generalmente espumado. En italiano, macchiato significa ‘manchado’ o ‘moteado’, así que la traducción literal de ‘caffé macchiato’ es ‘café manchado’, o café con un poquito de leche.

 

Sigue leyendo a Charlotte Viby

También te puede interesar: India