A veces el cielo se torna de un azul muy oscuro
tiemblan los árboles por un viento violento
y la calma no aparece
y al sol no lo vemos.

A veces las palabras no llegan
se quedan detenidas en algún rincón lejano
y duelen las despedidas, ausencias , duele la vida.

A veces, en la imaginación perdida
encuentro ese abrazo
que no pudo ser
y esa alegría contenida
que pude soñar que existía.

A veces los años no atraviesan tan rápido
que nos apremian día a día
el amor va mutando
en muchas caricias.

A veces el cielo se torna oscuro
las nubes nos tapan de a ratos largos la luz escondida
pero es cierto, sólo a veces, pues todo desaparece , con tu mirada y tu sonrisa

Sigue leyendo a Claudia Nemirovsky