No soy tu guía
Dios te lleva de la mano
no soy tu conciencia
Él te habla al oído despacio
no soy tu dueña
eres un ser por él amado.

Siempre estuve y estaré
no dejaré que te hagan daño
el amor que te tuve y tengo
viene de Dios que está eternamente a tu lado.

No tengas temor
él te mostrará el mejor camino
para cuando no esté
y creas que las nubes
cubrirán tus sueños más anhelados.

Déjate llevar sólo por sus palabras
no escuches voces engañosas susurrando
y si recibes una brisa que acaricia tu mejilla
seré yo, que te abrazará aunque no esté a tu lado.