Deja que la espuma de mar
arrastre los recuerdos
quiero escuchar el oleaje en silencio
y dejarme llevar ,sólo eso.

Deja que el viento marino
me roce las mejillas por un momento
quiero sentir que estoy viva
y que mi mente vuele con el tiempo.

Deja que el sol me abrace un minuto
que tu mano me guíe por nuestro sendero
y que podamos juntos huir del invierno.

Pasarán indemnes los sonidos añejos
escucharé de nuevo las voces de los que se fueron
déjame unir mis nostalgias a tus sueños.

 

 

Sigue leyendo a Claudia Nemirovsky