Somos apenas visibles
huellas , sombras, ocaso
estrellas del algún cielo lejano
retratos y nostalgias del pasado.

Fuimos sonrisas , dolores y llantos
anduvimos errantes , buscando caminos sembrados
y encontramos senderos iluminados.

Seremos parte del cielo ,más allá del sol de verano
tomados de la mano de Dios
sembraremos amor , perdón y estaremos a tu lado.

alguna vez, vendré como espuma de mar ,
rozaré tus pies para que me sientas
no me llores, sólo recuérdame
sabes que te amo.

Sigue leyendo a Claudia Nemirovsky