Soy tu luz en los días sin sol

Y tu lápiz para dibujar una sonrisa

sombra para  refrescar nuestra morada

flor para perfumar tu mirada.

 

Soy palabra para acallar los gritos

amor para superar odios en calma

brazos para rodear tus problemas

y poder emerger con tus batallas.

 

Soy silencio, para superar angustias

reloj, para marcar tus sueños

fui tu conciencia decidiendo caminos

Y seré estrella para brillar en tu alma.

 

 

Sigue leyendo a Claudia Nemirovsky