Sí, así como lo lees, vamos a hacer un delicioso flan de chocolate en el microondas en un dos por tres, sin complicarnos la vida tardando tanto o poniendo en el horno a baño maría… que a veces nos puede resultar fastidioso y terminamos sin hacer nada.

Si eres de hacer postres caseros y sinceramente no tienes nada de tiempo, ¡esta es la receta ideal para ti, además queda riquísimo!

Yo confieso que soy fan de los flanes y sobretodo los hechos en casa, me encanta la cremosidad y dulzor de este postre, así que esta vez decidí ponerle otro de mis ingredientes favoritos que es el chocolate, con esta receta nadie podrá resistirse a tu deliciosa creación. ¡Así que manos a la obra!

 

INGREDIENTES:

500ml de leche

4 huevos

½ lata de leche condensada

Una cdta de extracto de vainilla

30 gr de cacao en polvo

Caramelo, cajeta, dulce de leche, etc.

 

PROCEDIMIENTO:

Primero nos aseguramos de tener todos los ingredientes listos para empezar a hacer nuestra receta (mise en place) y después no estemos sufriendo juntando todo lo que necesitamos a la mera hora.

Ahora si ya que tenemos todo listo, ponemos la leche a calentar y disolvemos ahí el cacao, mezclamos bien para que no se formen grumos, después vertemos la leche condensada y la vainilla mezclando todo muy bien.

Por otra parte, en un bowl o recipiente hondo mediano batimos los huevos hasta blanquear y los incorporamos a la mezcla de la leche. Ya que tenemos todo listo en un recipiente apto para microondas ponemos el caramelo o cajeta y vaciamos la mezcla.

Metemos al microondas el recipiente y lo ponemos 15 minutos en alta potencia, una vez listo checamos que este bien hecho antes de sacarlo, puedes insertar un palillo y ver que este salga limpio, en caso de que le falte más tiempo puedes ponerle 1 o 2 minutos más.

Sacamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente, una vez que este temperado metemos al refrigerador y esperamos hasta que esté completamente frío.

Desmoldamos y podemos decorar con frutas de la estación e inclusive un poco más de caramelo o cajeta si es que lo quieres más dulce.

¡Y listo! A disfrutar.

Sigue leyendo a Dafne Daniels