Copiar y Pegar, la bendita herramienta que se ha vuelto indispensable para cualquier procesador de palabras, se ha convertido también en la herramienta más eficaz en el robo de la propiedad intelectual en contra de algunos autores.  No es consuelo de tontos, pero no sólo los políticos mexicanos han sido cachados con “las manos en la masa”, no obstante las consecuencias son muy diferentes. Basta ver los ejemplos de Joe Biden, actual VicePresidente del gobierno norteamericano quien tuvo que renunciar a sus aspiraciones presidenciales por plagiar fragmentos de discursos pronunciados por otros políticos. Rand Paul, republicano de Kentucky, quien utilizó frases de Wikipedia para sus discursos e hizo uso de párrafos completos en su libro, sacados de estudios hechos por universidades a quienes no concedió el crédito apropiado. Pero el más contundente, es el que el Senador de Montana John Walsh hizo al plagiar fragmentos completos de uno de sus trabajos académicos, y por lo cual no solamente se disculpó públicamente, sino que también dimitió.

Es cierto que hay países en los que las acusaciones han caído en oídos sordos como es el caso de Rusia, donde se la ha acusado a Vladimir Putin de plagiar el contenido de sus tesis, al reproducir textos íntegros de  un manuscrito producido por profesores de la Universidad de Pittsburgh. Y pareciera que en México lastimosamente podría pasar igual.

nieto-07Las noticias en las que el Presidente de México, (mejor conocido por sus iniciales EPN), es denunciado de haber plagiado al menos un 20% de su Tesis de Grado Universitario, ha provocado diversas reacciones, que van acorde con lo que podríamos denominar como la cultura del plagio que se observa en el país. Y es muy probable que sus consecuencias no llegarán a un alto coste político, sino que servirán para aumentar la inconformidad social (digital), dentro de un marco en el cual la popularidad del Presidente mexicano se encuentra en los puntos más bajos de cualquier presidente en funciones.

“En México, el 77%  de los estudiantes aceptan haber hecho trampa en algún examen o tarea, y solo 11% ha sido cachado”

Pero si nos detenemos y pensamos sobre el porqué en México, el hecho de que el actual mandatario haya copiado sus tesis académica, no tendría un alto coste político, probablemente tenga que ver con el alto porcentaje de plagios existente en los estudiantes mexicanos.

copypaste-04

De acuerdo a un documento publicado por una Profesora del ITESM, una de las Universidades Top de Latinoamérica, con sede en Monterrey, México, el 77%  de los estudiantes* aceptan haber hecho trampa en algún examen o tarea, y solo 11% ha sido “cachado” (atrapado). Según la misma profesora solamente el 32% de los estudiantes ha cometido plagio utilizando Internet.

“El 60% de estudiantes españoles aceptan haber copiado y pegado fragmentos procedentes de una web o de otros recursos obtenidos en Internet”

 

No obstante y según otro estudio de investigadores de la Universidad de las Islas Baleares, en España, quienes hicieron una consulta a estudiantes españoles sobre sus prácticas académicas deshonestas, el 60% de ellos aceptan haber copiado y pegado fragmentos procedentes de una web o de otros recursos obtenidos en Internet, de los cuales una tercera parte de ellos han aceptado que han hecho al menos una vez trabajos que no han tenido ninguna aportación de tipo personal, sino que se han dedicado al básico “copy and paste” haciendo un “collage” de  textos “robados” sin modificarlos y ni siquiera fueron capaces de imprimirles su propio estilo o toque personal. Es decir un pleno robo a la propiedad intelectual.copypaste-05

Pero, el problema del plagio, ¿es un problema de cultura mexicana, española, hispanoamericana? No. Desafortunadamente, este es un problema de índole mundial.

ctrl-c-1-03Según un estudio hecho por arXiv (por si se lo preguntaban se pronuncia archiv), el sitio de internet que es un repositorio de manuscritos electrónicos (e-prints), que alberga millones de artículos en los campos de matemáticas, física, ciencias, y computación entre otros, ha revelado que los países que presentan menos artículos o manuscritos al repositorio, son los países que tienden a plagiar más. Y podría decirse que es casi obvio pensar que los países que no tienen la cultura de innovación y de crear, tienden más a copiar.

copypaste-02

 

Internet ha hecho más fácil la vida de estudiantes deshonestos, en los cuales se refugian en respuestas como  la “falta de tiempo” o que el trabajo pedido por los profesores consideran sea irrelevante para su educación (y siendo abogado del diablo, qué estudiante no ha creído en alguna ocasión que le han pedido un trabajo irrelevante para su educación?) La realidad es que no hay justificación suficiente para hacer un plagio, la misma profesora del ITESM, responsable del estudio antes citado, dijo: “Lo que hoy en la academia es plagio, mañana, al ejercer la profesión, puede ser corrupción”. Y sinceramente, no hay nada más cerca de la actual realidad.

Si puedes llegar a creer que plagiar un documento, no se te va a devolver más adelante en la vida, seguro te encontrarás con sorpresas no tan agradables. ¿Qué harías si el Neurocirujano que te atenderá a ti o a tu familia, hubiera copiado en sus exámenes o plagiado su tesis? ¿Crees que tendría la misma base de conocimientos que aquél que se pegó los codos a la mesa de trabajo?  La respuesta ética es un rotundo NO, y sé que algunos dirán: puesquien sabe”, porque la verdad es que no necesariamente los estudiantes de DIEZ (100%) son los mejores ejecutando en sus profesiones. No obstante, mientras más amplia es la brecha de ese “quien sabe”, más alta son las posibilidades de vivir en un planeta que no tenga creadores sino copiadores, una sociedad sin innovadores y sólo seguidores, vamos, es decir, en el mundo de los hijos del copy and paste.

“Lo que hoy en la academia es plagio, mañana, al ejercer la profesión, puede ser corrupción”

cita-06