Inmigración: hablemos de números

Inmigración: hablemos de números

Recientemente el tema de la inmigración ha generado mucha controversia, ya sea por la campaña electoral norteamericana o por la crisis en Europa. Lo que es verdad, es que durante muchos años aquellas personas nacidas en tierras extranjeras han sido una gran fuente de innovación, nuevos negocios e ingresos para gobiernos locales y federales gracias a sus contribuciones fiscales.

 

En el caso específico de Estados Unidos; la población nacida en el extranjero ha pasado del 5% en la década de los 70’s a más de 13% en el año 2013, aunque actualmente esta cifra es menor a la reportada en los 1900’s. Se espera que para el año 2060 esta cifra alcance los 78 millones de personas, conformando el 18.8% de la población total norteamericana. El Centro de Investigaciones PEW estima que el número de inmigrantes no autorizados dentro de los Estados Unidos es menor al 4%.

También puede interesarte: “Copy and paste – La cultura del plagio” por Diana Daniels

 

En el Reino Unido, el número total de viajes realizados incrementó en un 6%, registrando 118.4 millones a finales de marzo de 2015 (+6.2 millones). De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido, este aumento se tradujo en 5.5 millones de viajes por parte de británicos y otros nacionales de la EEE y Suiza (6%) y 0.7 millones de viajes por parte de nacionales no pertenecientes al EEE (5%). Por otra parte, el número de personas a las cuales se les negó la entrada aumentó en un 11% a 18,373 a finales de marzo de 2015 (+1,803).

Inmigración: hablemos de números

Inmigración: hablemos de números

La contribución que han generado la mayoría de estos extranjeros a diversas economías ha sido notable. Las remesas hacia Latinoamérica y el Caribe desde los Estados Unidos llegaron superar los 63 billones de dólares, se estima que los inmigrantes contribuyen casi el 15% del salario e ingresos totales a propietarios de negocios en todo Estados Unidos. En el año fiscal del 2013, el principal país de nacimiento de los inmigrantes que recibieron un estatus de residencia permanente en las categorías de empleo fue la India, seguido por China, Corea del Sur, Filipinas y México.

Más del 20% de los CEOs de empresas pertenecientes a la lista Fortune 500 son inmigrantes. Las empresas que son propiedad de inmigrantes pagan un estimado de 126 billones de salarios cada año, empleando a 1 de cada 10 norteamericanos que trabajan en empresas privadas. En el 2010, estas empresas generaron más de 775 billones de dólares en ventas.

Podría continuar llenando esta página con los números que evidencian las contribuciones que representan los inmigrantes a las diversas economías del mundo, no solo la norteamericana. La diversidad es un elemento clave para el desarrollo de cualquier región; no solo la diversidad de productos, negocios y género, sino una diversidad cultural que permita la generación de trabajo, innovación y conocimiento.

 

Sigue leyendo a Diana Daniels