Hemos pasado todas las cadenas evolutivas en los últimos años, nos hemos ido coinvirtiendo en seres físicos que evolucionan en conocimiento y tienen mayor control del espacio y el mundo que nos rodea, nuestro gran descubrimiento tecnológico a través del mapa genético nos ha permito la clonación humana y empezar a diseñar una nueva raza de humanos suprema. ¿Seremos nosotros el último eslabón del homosapiens?

Humanos

Humanos

Científicos de la universidad de Atlanta han investigado sobre los cambios que sufrirá nuestra anatomía en las próximas décadas. Seremos seres macrocéfalos, es decir, el tamaño de nuestra cabeza será mayor debido al crecimiento de nuestro cerebro, tendremos una frente más grande y capas corticales más amplias. Nuestro aspecto sufrirá grandes cambios y la intolerancia a los rayos del sol directo irá despigmentando nuestra piel. El tamaño de los ojos será mayor, debido a  que en el futuro, el humano ya habrá conquistado otros planetas del sistema solar y esto hará que nuestra visión tenga que evolucionar ante las nuevas condiciones.

Desaparecerán algunas partes de nuestro cuerpo que nos mantenía unidos a nuestros antepasados homosapiens, las muelas del juicio, el coxis que nos queda de nuestros antepasados primates, las amígdalas serán innecesarias, el vello en la piel y el pelo se irá perdiendo, las orejas y extremidades serán más grandes, las uñas se irán perdiendo y el dedo meñique de la mano desaparecerá.

 

“Es posible que seamos una de las últimas generaciones de Homo Sapiens“, afirma el antropólogo  Cadell Last.

 

Humanos

Humanos

Con el avance de la tecnología y el desarrollo de la inteligencia artificial (IA), nuestro mundo se habrá modificado, seremos seres conectados a un sistema inteligente que nos permitirá realizar cualquier tipo de acción del pasado, nada lejano a que tengamos insertados chips con toda la información del sistema de la sociedad que se haya impuesto, accederemos a todos los servicios con tan solo una lectura de ojo o de microchip insertado en nuestro brazo.

La alimentación habrá cambiado, se espera que con el tiempo nuestra dieta se haya modificado tanto que los productos de consumo diario irán enfocados a mantener la subsistencia del hombre y nos permitirán más horas de rendimiento físico y de horas sin comer. El agua será un problema en muchos años, hasta que se desarrolle el proceso aerotérmico para desalinizar el agua de los océanos que actualmente se viene avanzando.

Hacia 2050 los humanos viviremos unos cuarenta años más que en la actualidad y tendremos menos hijos y a edades mucho más avanzadas. La clonación y los avances en genética nos permitirán crear una raza de humanos más evolucionados, casi inmortales, donde el papel de la religión entraría a debatirse entre el papel de Dios y del hombre.

 

Sigue leyendo a El Geek García