En plena era de la telefonía móvil, hay gente que se ha hecho millonaria creando aplicaciones que han hecho furor en el mercado y han sido descargadas por millones de personas como Whatsapp, Snapchat, Instagram, Uber o Share it.

Pero como de todo hay en la viña del señor, existe también otro lado de gente con mucha imaginación, pero con quizás no tan sentido práctico o de negocio que crean aplicaciones que, hoy en día, aún no se entiende mucho su utilidad.

iFrenchKiss para iOS o calculadora de besos románticos si tienes Android, es una app que te enseña a besar, sí, habéis oído bien, te da tips para ser el mejor en el arte amatorio, así que, si tienes una cita próximamente o te han dicho alguna vez que besas como un camello, esta es tu app.

Bubble Wrap: ¿a quién no le gusta aplastar burbujas como si no hubiera un mañana? Pues ahora ya tienes la oportunidad de bajarte esta aplicación y empezar a darle todo el día si te apetece, en el metro, en el bus, en la escuela, en el trabajo, en casa, no pares. Sirve tanto para iOS como para Android, aunque tened cuidado si estáis al lado de una persona de esas que no soporta el ruidito.

Mood Scanner o Detector de humor, la app que detecta desde tu estado de ánimo del día hasta qué ropa interior llevas puesta, esto último si te descargas Panties. Desde luego esta app sí supera la imaginación de cualquiera, aunque no sabemos cuántas personas la usan o para qué la quieren.

Nudifier, solo para iOS, es para picarones y graciosillos, pues puedes tomarte una fotografía y hacer ver que estás completamente desnudo, pero hay que aclarar que pixela tus partes íntimas para que nadie pueda acusarte de nudista por las redes.

I am Rich es una de las cosas más inútiles que habrás visto jamás, pues se trata de una app que cuesta 1.000 dólares y literalmente no sirve para nada. Al descargártela aparece la imagen de un diamante y nada más.

Tickle Me! Otra pérdida de tiempo que además carece de sentido. Esta app trata simplemente de desarrollar el sonido de risa de bebé cada vez que toques la pantalla. ¿Tiene algún sentido?

En resumen, esta es solo una pequeña muestra de todo lo que podemos descargar en el teléfono y que no sirve para nada, pero nos divierte. No es de extrañar que la mayoría de personas se lamente siempre de que no les quepa nada más en el teléfono, pero es que no olvidemos que estas apps, aunque gratuitas, se llevan su espacio.

Cuéntanos si tú conoces otras aplicaciones tan raras e inútiles o si has utilizado alguna de estas…

Sigue leyendo a  El Geek García