Es hora de hablar de robots… y sentimientos. Ya llegó el 2018 y con él un año donde muchos adelantos tecnológicos se esperan. Anteriormente hablamos de carros voladores, y de cómo Uber no se va a quedar atrás ofreciendo un servicio aéreo que te transporta dentro de tu propia ciudad. Ahora nos enteramos que Domino´s Pizza, va a entregar pizzas en la puerta de tu casa con carros que no necesitan chofer, esperemos que no nos llegue fría esa pizza.

Pero ¿qué hay de los robots? ¿Se van a apoderar del mundo, de nosotros y conquistar nuestros sentimientos? Lo que nos hacían creer era; que un robot no podía tener sentimientos, mientras que un humano sí. ¡Nos han mentido! El  verdadero reto de hacer que los robots sean cada vez más humanos, ha llevado a la ciencia y tecnología a casos extremos, creando robots que nos contestan preguntas con respuestas perfectas.

Los robots que tienen sentimientos, o anticipan nuestros sentimientos están llegando a un punto donde para muchos será más fácil e interesante interactuar con un robot que con un humano. Siendo más fácil y amable tener interacción con robots. Cuando un robot llegue a entender mis sentimientos, que por favor me los explique y me ayude. A veces ni yo me entiendo y para mi es difícil (mas no imposible) creer que un computador lo pueda hacer, pero si llegáramos a este punto, conquistarían nuestros corazones.

No sé si estamos preparados para la llegada de tanta perfección. Todos soñamos con un mundo perfecto, pero qué sería de nosotros si no cometemos errores y no aprendemos de ellos. Si no tuvieras que encontrar soluciones a problemas…  estaríamos exponiéndonos a un arma de doble filo. Si llegaran a superar a los seres humanos, estaríamos viviendo una realidad anticipada que nos han mostrado en películas de Hollywood y series de Netflix.

¿llegarían los robots a tener derechos como los humanos? ¿Podrían votar en las elecciones presidenciales? ¿Tendrían conciencia? ¿Tendrían la cura a enfermedades mortales y el secreto a la eterna juventud? ¿Estaríamos dispuestos a entregarle toda nuestra confianza a un robot?

“Lo que nos hacían creer era; que un robot no podía tener sentimientos, mientras que un humano sí. ¡Nos han mentido!”

Son muchas preguntas las que tengo, y creo que no voy a tener las respuestas pronto; espero que las respuestas no nos tomen por sorpresa. Que cuando llegue el momento estemos preparados para vivir en un mundo robotizado que podamos disfrutar.

Por ahora, creo que me quedo con la vida de hoy, donde la tecnología es parte importante de cada momento, pero a la vez las personas siguen siendo importantes. Puede que los robots entiendan nuestros sentimientos y puedan predecir lo que queremos, pero no sé si en vez de perfecto seria aburrido.

 

Sigue leyendo a Geek García