De niño, en mis juegos, los autos volaban a la velocidad de la luz. Hoy, en medio del caos de la ciudad, empresas como Volvo y Uber están proyectando los autos del futuro y hacer que los autos vuelen.

Las noticias y medios de comunicación nos informan que para el 2020 o antes vamos a tener la oportunidad de ver este tipo de vehículos. Cuando oímos que los autos vuelan nos imaginamos a McFly en su auto volador de “Back To The Future”.

Según la tecnología que se ha enseñado, estos autos voladores están diseñados para que funcionen eléctricamente y sirvan para distancias cortas dentro de la ciudad.

Algunas de las compañías que están innovando con sus autos:

  • Uber: como ya mencioné anteriormente. Uber se ha unido con ingenieros de la NASA creando una combinación perfecta entre el cuidado del planeta y la eficacia. Sus autos se proyectan más como pequeños helicópteros, que operan en silencio sin ensuciar el medio ambiente. En el 2020 Uber ofrecerá el primer servicio de taxi aéreo en Dubai y Los Angeles. Todavía no podemos ver un modelo concreto, todavía se está trabajando en los prototipos que serán encontrados en rooftops de las ciudades mencionadas.
  • Volvo: Recientemente esta gran marca compró un startup “Terrafugia”. Esta pequeña compañía, ahora perteneciente a la gran familia Volvo, consta de un gran número de ingenieros principalmente chinos que ya tienen construido el primer auto volador y ya es una realidad. Este modelo es un auto que se conduce en la tierra y el aire. Es un modelo flexible que no ocupa mucho espacio.
  • Aeromobil: Es una compañía dedicada a este tipo de vehículos. Al igual que Terafugia, ofrecen un modelo combinado entre un avión y un auto brindando las opciones de usarlo aéreo o terrestre. Es un juego entre el tiempo y el espacio donde la distancia se convierte en una aliada.
  • eVolo: Es una compañía alemana que también tiene un modelo adelantado del auto volador, nos asegura que en su vehículo habrá espacio para dos personas. Utiliza una batería recargable que alcanza hasta 17 horas de vuelo. El alcance de altura es de 1,000 pies y contiene también un radar que detecta obstáculos.

Con estos ejemplos creo que queda claro que el futuro de los autos está por llegar y que la fantasía de poder ver los carros volar ya es una realidad.

Todavía no está muy claro quién podrá volar estos vehículos o si se necesita una licencia especial para poder manejarlos, pero sí que puede ser una solución para ciudades donde el tráfico es un caos.

Los hermanos Wright estarían orgullosos de esta evolución y aporte al mundo.

 

Sigue leyendo a  El Geek García