Cuando alguien puede juntar en un mismo evento a una figura como el Papa Francisco junto con personajes del entretenimiento tan dispares como Caitlyn Jenner, el padrastro de Kim Kardashian, es que la globalidad y apertura del mundo ha llegado a su máximo exponente.

Esto ha sucedido en Web Summit 2017, uno de los eventos de tecnología más importantes del mundo que tiene lugar en Lisboa, Portugal, y que cuenta con la presencia desde políticos de la talla de François Hollande a modelos de Victoria´s Secret como Sara Sampaio, pasando por el genio Stephen Hawking.

Todos tienen cabida en esta cumbre que alberga a 60.000 personas y alcanza su récord de participación este año con asistentes de más de 166 países, por no hablar de panelistas de auténtico lujo, expertos en tecnologías, startups, comunicación y fintech, que darán su punto de vista en más de 100 presentaciones.

Si el año pasado el foco estuvo sobre la Realidad Virtual, este año la Inteligencia Artificial, los influencers y el futuro de las redes sociales han sido los temas estrellas, entre otros.

La gran conferencia quedó inaugurada con un impactante mensaje y una advertencia por parte de Hawking, quien dijo

que revoluciones como la llegada de la IA pueden ser “lo mejor o lo peor” que le suceda “a la raza humana”, aunque se confesó “optimista”. “Creo que podemos crear IA para el bien del mundo. Que puede funcionar en armonía con nosotros. Simplemente necesitamos ser conscientes de los peligros, identificarlos, aplicar la mejor actuación posible y prepararnos para sus consecuencias con bastante antelación”, apuntó.

Y mientras nos preparamos para la llegada de lo peor para la raza humana, como dice Hawking, podríamos ir rezando con  Click to Pray, una plataforma impulsada por el Papa Francisco en 2014 para que los católicos de todo el mundo pudieran rezar por sus intenciones sobre los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia.

“Nuestra presencia en el Web Summit ratifica que la Iglesia Católica entiende el lenguaje de estos tiempos y es capaz de aliarse con la tecnología para trabajar por sus retos y llevar a cada rincón las intenciones del Papa por los desafíos de la humanidad”, subrayó el padre Frédéric Fornos, director internacional de la Red Mundial de Oración del Papa.

Si seguimos con el mareante baile de cifras, la cumbre tecnológica se ha visto inundada por unos 1.000 oradores y 2.500 periodistas, que junto con los asistentes, han logrado una ocupación hotelera de Lisboa del 88%, una marea humana que durará hasta el próximo jueves, cuando el evento llegue a su fin.

Para los que después de tanta conferencia sigan con ganas de más, Lisboa ofrece una amplia variedad de actividades, restaurantes y tradiciones que no se pueden perder y que pondrán un dulce punto y final a este espectacular evento.

Sigue leyendo a  El Geek García