(a Milton)

 

Una flor sonrió con tristeza

entre lágrimas de rocío mañanero

antes de que el sol recordara

divisar desde arriba toda esta tierra;

hoy las flores amanecieron llorando

la partida de un ángel suicidado

con miel de almíbar y dulces de melón

los ángeles lloran en silencio de algodón.

 

Hoy caminé sobre el parque

triste una flor saludó

había en sus pétalos tanta belleza

había en su alma tanto dolor.

unas violetas preguntaron

sabes de un ángel que murió;

sé que entre el frío de la noche

la muerte ingrata lo cobijó

ya está envuelto entre sábanas

en espera que las campanas canten su adiós.

 

 

Sigue leyendo a Emig Paz