Mientras a Maradona le daba positivo el test de doping, Soraya Montenegro le gritaba a la maldita lisiada en María la del barrio y Brasil ganaba su cuarto campeonato de fútbol, yo estaba tratando de entender cómo era la clonación de la oveja Dolly y pensando si yo también en algún momento de la vida me iba a poder clonar más de una vez, todo fue una ilusión; Dolly murió unos años después y con ella mi idea de clonación.

De cartas de amor a propuestas indecentes por WhatsApp… ¿qué pasó con los 90?

De cartas de amor a propuestas indecentes por WhatsApp… ¿qué pasó con los 90?

Esto fue el inicio de una era que cambió nuestro universo: Los 90’s  e hizo parte de nuestros ingenuos años de juventud que hoy son parte de la historia, dejando un bonito recuerdo y un nostálgico suspiro. Una expectativa del futuro que hoy catalogamos fantasiosa, como alguna película de ciencia ficción que nos mostraba un futuro irreal. En esa época se usaban muchas cosas que hoy los más chicos no saben qué son, por ejemplo, el Beeper que se usaba para que llegaran mensajes en códigos, casi sin sentido, daba un estatus de profesionalismo y era algo super innovador para la época que hasta inspiro la canción de Oro Solido que muchos bailábamos: el baile del beeper. Poco después llegaron los celulares y afortunadamente evolucionaron más rápido que los beepers, ¿se imaginan a estas alturas seguir usando beeper? ¡Qué vergüenza! Los primeros celulares eran de tamaño monstruoso, pero si tenías un Nokia con el juego de la culebrita eras el más cool de todos.

La curiosa experiencia de tener un Tamagotchi que pedía comida y evolucionaba según su voluntad, estos coloridos huevitos nos daban horas de ilusión pensando que éramos las mejores mamás, dándonos la maravillosa opción que si no nos gustaba le hacíamos reset y esperar a que creciera alguna otra creatura. El famoso Furby, el juguete inteligente que apareció en el verano del 98, apetecidos por todos, iba repitiendo lo que se le enseñaba y que automáticamente a mitad de la noche empezaban a hablar solo creando pesadillas asesinas en la habitación. El divertido juego de ¿Quién es quién? donde dentro de un tablero lleno de personajes tocaba encontrar el seleccionado, tumbando los descartados. Se hacían preguntas como: ¿es gordo? ¿es calvo? ¿es feo? ¿esta vieja?… hoy nos seguimos haciendo las mismas preguntas, pero con personajes de la vida real.

Se escuchaba música de casete que por lo general tenían música grabada de la radio o de otro casete, en algunas ocasiones se necesitaba de silencio absoluto para que no quedaran las voces en el fondo de la grabación y era divertido rebobinar con un lápiz dando vueltas en el aire. El walkman, un fiel compañero que nos ayudaba en los momentos de amor y desamor; en el momento de ponerle play el mundo cambiaba. Musicalmente no nos podemos quejar: Backstreet Boys, Spice Girls, Britney Spears, los VengaBoys, Selena, Céline Dion, Cher y Ricky Martin entre otros, nos animaron las fiestas donde bailamos y cantamos hasta mas no poder, hits que hoy en día son los clásicos del Karaoke, que todavía nos emocionan y cantamos con la misma pasión de aquellos días. Pasó el tiempo y ya no eran casetes si no CDs y hasta finales de la década nació Napster donde descargábamos de forma pirata las canciones que queríamos.

Las películas que venían en los gigantes casetes de VHS que por lo general eran: películas de Disney, Forrest Gump, el hombre manos de tijeras ó la infinita película de Titanic que no fue suficiente un casete para sus tres horas de película, eran dos casetes. Los estrenos tardaban meses en llegar; Brave heart, Pulp Fiction, Clueless, Never been kissed, Pretty in Pink, The wedding Singer fueron películas que cambiaron mi mundo y que podría ver una y otra vez.

“El walkman, un fiel compañero que nos ayudaba en los momentos de amor y desamor; en el momento de ponerle play el mundo cambiaba”

Todavía recuerdo el sonido de la conexión del computador – teléfono fijo tratando de conectar con el modem antes que alguien llamara o usara el teléfono, no se podían hacer las dos cosas al mismo tiempo: había internet ó había llamada telefónica. Para mí es el nacimiento y popularidad de redes sociales, aparecieron páginas de foros como LatinChat donde podías escoger en que sala hablabas y era posible conectar con gente de otros países de América Latina. También se dio a conocer ICQ y Messenger con su peculiar sonido cuando nos llegaba un mensaje.  A finales de los 90s llegó Msn Messenger, que era la forma más divertida de comunicarnos con nuestros amigos. Se usaban caritas formadas con caracteres tipo: ) . Nos enviábamos postales virtuales, que desde mi punto de vista evolucionaron a lo que hoy son los gifs.

Estas son algunas de las cosas nos ayudaron a despertar la curiosidad por la tecnología y nos prepararon emocional y psicológicamente para un futuro digital. Futuro que nos ha sorprendido con avances que van dejando obsoleto lo que creíamos que iba a durar toda la vida. Aunque extraño algunas cosas de los 90s, donde existían las cartas de amor hechas de puño y letra, donde la gente se llamaba por teléfono para saludar, donde nos ilusionaba pasar un mundo en Mario Bros siento que los años han sido muy bien vividos y disfrutando cada momento de lo que nos trae cada década nos forman a ser como somos hoy.

Sigue leyendo a Emilia López