Nació el 6 de Julio de 1907 y hoy se cumplen 62 años de su muerte, se llama Frida Kahlo. Si bien la controversia fue la protagonista en la proyección de su vida, no cabe duda de que gran parte de su esencia se constituyó a partir de una infancia y juventud marcadas por fatales designios del destino que la sometieron a un estilo de vida y a una soledad inmerecida.

Frida era una mujer rota y no enferma, o así es como ella definía su estado de salud tras un accidente de autobús que sufrió cuando tenía solo 18 años siendo parte del motivo que le empujó a pintar y a poseer una gran fuerza interior. Frida Kahlo era una artista con un desbordante talento al igual que su gran amor y esposo Diego Rivera. Su arte comprometía una voluntad inquebrantable. Frida y Diego eran socios que poseían un amor feroz, intenso y complicado, tan pasional como lo era ella.

frida0

Rivera tenía cuarenta y dos años cuando formó matrimonio con Kahlo, en aquel entonces de veintidós, y permanecieron juntos hasta la muerte de Frida 25 años más tarde. Ellos tenían un matrimonio abierto mucho antes de que existiera el término como una tendencia de romance moderno, ambos tenían múltiples aventuras. Rivera con las mujeres y Kahlo con hombres y mujeres, en especial con la cabaretera, bailarina y actriz Josephine Baker y con el teórico marxista ruso León Trotsky. Aun así, el amor de la pareja era puro y verdadero, de tal forma que las cartas de amor que se enviaban derrochaban enorme cariño y admiración.

La humanidad sincera de Frida irradió un testimonio sobre la grandeza de todo amor como una fuerza de transfiguración a la belleza y la gracia. Y fue claramente manifestado en su arte, en especial con sus autorretratos. A pesar de que a Frida no le gustaba definir su arte como surrealista, ya que para ella éste era el reflejo de su propia realidad. Pero en sus círculos sociales, especialmente uno de sus también grandes romances, el francés Andre Breton, formaba parte de este movimiento. Kahlo proyectaba claramente en su pintura sus dificultades, reconocía su exposición a la vida y trazaba paso a paso su camino de auto-aceptación.

Sin embargo, durante la mayor parte de su carrera como artista, Kahlo se vio en la sombra de Rivera y no fue hasta más tarde en su vida, cuando ganó un programa de clientela y exposiciones internacionales que le hicieron adquirir protagonismo en la pareja y en general como artista, siendo ya reconocida internacionalmente.

frida1

El arte de Frida Kahlo se basaba en los problemas y batallas que la vida le había otorgado, como sus dos abortos o los problemas con Diego, siendo una pareja liberal pero que al mismo tiempo cultivaban unos celos que mataban la relación. Una de sus pinturas claves fue el que hizo en honor a su matrimonio. Este doble retrato representa la celebración de su matrimonio con Rivera y esto acentúa el interés de Kahlo en la conciliación de su identidad como su esposa más que como un artista de igual rango. Esta obra se encuentra en el MoMa, Nueva York, bajo el título de “Frida Y Diego Rivera”, 1931.

Kahlo llegó a divorciarse de Diego y mantuvo numerosas relaciones. Entre ellas, una de sus más apasionadas aventuras la de Chavela Vargas, la importante cantante mexicana del género de las rancheras. Ambas formaban buena pareja, puesto que las dos eran mujeres fuertes y autosuficientes en un mundo injusto. La vida con Diego pues, no fue fácil y debió de resultarle dolorosa, peleas constantes e infidelidades pero aun así, el amor era tan intenso que se convirtió en un “ni contigo, ni sin ti”. Frida y Diego lo compartieron todo, desde el arte, a los amigos, admiración mutua, respeto y desamor.

Lo que quedó claro es que el amor entre ambos aunque fuera doloroso fue  ciertamente verdadero e incondicional. Al morir Frida Diego escribió “Yo me he dado cuenta que lo más maravilloso que me ha pasado en mi vida ha sido mi amor por Frida”.

frida_final