La sociedad nos sumerge entre ideologías que de pronto no entendemos muy bien cómo van, pero solo las seguimos por ser parte de un grupo o porque ofrecen soluciones a nuestros problemas. En mi opinión las sectas son el extremo de un ideal, que psicológicamente es manipulado por líderes y reflejados en una comunidad de “fieles” con afinidades comunes, no necesariamente religiosos como se cree. Se diferencian de otros grupos sociales por sus ritos, enseñanzas o métodos. La palabra secta viene del latín sequi que significa seguir, pero la verdad puede que también sea proveniente de la palabra latina secare, en los dos casos es un ideal de separación o segmentación. En la antigüedad, se consideraban sectarios a los que seguían las enseñanzas de un filósofo. Hoy en día el término secta es controversia y hasta tiene una connotación negativa en la sociedad. Tenemos sectas en diversos campos sociales:

Lavados de cerebro también llamados sectas

Lavados de cerebro también llamados sectas

Las sectas religiosas son las más populares y antiguas a través de la historia. Prometen salvación, una comunidad de compañerismo, metas nobles y amplias, soluciones fáciles e inmediatas. Estas sectas por lo general aíslan a sus integrantes del mundo actual, de su familia y amigos, convirtiendo sus vidas en torno a la secta. En algunos casos sus integrantes sin que se den cuenta son manipulados por el líder, una figura carismática con el que se ven en la obligación de lealtad por medio de tiempo, talento, dinero, y en ocasiones hasta la misma vida; de lo contrario estarán en deuda con algún dios o el mismo líder y serán rechazados. Este tipo de sectas dan a cambio cumplir con necesidades psicológicas, espirituales, intelectuales. Hay quienes afirman que esto es un lavado de cerebro transmitido a través de enseñanzas repetitivas, hasta que la persona es convencida de estas ideologías. Las sectas religiosas más conocidas son: mormonismo, Testigos de Jehova, adventistas del 7mo día, Dios es Amor, Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, La Asociación Evangélica de la Misión Israelita de Nuevo Pacto Universal.

Por estos días se han vuelto populares las sectas políticas, que en algunas ocasiones usan el nombre de extremista. No se usan engaños directamente, pero practican un control mental público y se presentan grandes enfrentamientos entre sectas. Son muy ambiciosos y sueñan con el poder de liderar una población, estado o hasta países enteros. Estas ideologías son manipuladas y aprovechadas por medio de la libertad de expresión. Se aferran a líderes políticos como Karl Marx, Mao Zedong, Che Guevara, Napoleón Bonaparte, etc.

Otro tipo de sectas muy común por estos días son las sectas psicoterapéuticas, que por lo general son talleres de trabajo y seminarios que se desarrollan en un salón de hotel (lujoso) y que se requiere pagar mucho dinero por adquirir conocimiento personal, basados en control mental donde los participantes viven experiencias donde sean satisfactorias para sus vidas personales y profesionales. Por lo general, los líderes terminan enganchando a sus seguidores con jugosas recompensas económicas si sus integrantes traen a amigos, familiares, compañeros de trabajo para crear una comunidad más sólida. Este tipo de comunidad ofrece satisfacción momentánea, pero muchos de sus seguidores han tenido crisis nerviosas, divorcios, fracasos empresariales y deudas gigantescas. Los líderes tienen antecedentes dudosos y pocas o ninguna referencia viable.

Las sectas comerciales, tienen como un único objetivo la venta y comercialización de determinado producto. Se presentan como súper empresas de nivel internacional que puede llegar a cambiar las vidas de las personas que trabajen allí. La base de estas organizaciones multinivel es la codicia y la prosperidad material entre sus seguidores. Son técnicas agresivas de coaching, prometiendo grandes premios o castigos, temor al fracaso, subir rápidamente de puesto. Esto viene de la mano de cursos y seminarios de entrenamiento y técnicas de cómo vender el producto. Comúnmente cautivan a personas que desempleadas o que están cansados de su actual empleo asegurando importantes ganancias económicas. Sus líderes son los más beneficiados de las comisiones de sus trabajadores. El vocabulario que manejan es específico según la empresa y prometen que sus productos van a llevar a estilos de vida ideales casi milagrosos. Los objetivos y metas por cumplir son extremados, ya que hay que vender tanto número de productos para obtener los beneficios.

¿Qué ya viene el fin del mundo? Las sectas apocalípticas informan sobre el fin del mundo basándose en calendarios ancestrales que anuncian alguna fecha específica donde van a llegar catástrofes naturales y crisis mundiales. Son alimentadas y estructuradas con histeria y fanatismo. Por ejemplo, el 21 de diciembre de 2012 en Francia una secta predijo que según el calendario Maya el mundo se iba a acabar.

Las personas que pertenecen a una secta, sea del tipo que sea, no se da cuenta cuando son captadas, de lo contrario no serían parte de ellas mismas. Los estudios demuestran que los seguidores de las sectas tienen buenos antecedentes, saludables y no tienen problemas mentales; de hecho, son el target de los reclutadores. Buscan a personas con crisis personales o problemas no muy serios o momentáneos. Todo se hace a través del control mental o psicológico de las personas.

 Sigue leyendo a Emilia López