Primero aclaremos: ser libre no es hacer lo que nos viene en gana y brincar desnudos a los cuatro vientos. Para bien o para mal vivimos en una sociedad donde mi libertad termina donde empieza la del otro.

Pero sí existe y sí se puede llegar a libertad personal completa. Hace unos días tuve la oportunidad de tener en mis manos “Los Cuatro Acuerdos”. Este libro nos comparte el conocimiento tolteca, donde nos habla de las tradiciones más esotéricas y sagradas del mundo.

La mejor parte es que es sencilla. ¿Qué pasa si empezamos a eliminar todas aquellas creencias que nos limitan? Es un primer paso y sonará muy esotérico, pero si las sustituimos por otras ideas o creencias que respondan a nuestra realidad interior para conducirnos a esta libertad.

Con la sabiduría de los toltecas, existen cuatro acuerdos que en lo personal no sé si darán esa libertad completa, pero sí nos hará sentirnos más tranquilos, en paz, relajados y felices por el mundo en esta carrera que se llama Vida.

Los Cuatro Acuerdos Toltecas

Primer Acuerdo

El primero y muy importante es NO SUPONER, cuantas veces nos hacemos una película en la cabeza con situaciones que ocurren o momentos que damos por sentados. Así que si uno tiene una duda lo mejor es preguntar o aclararla. Por favor evitemos imaginarnos situaciones que no tienen fundamentos y hasta pueden hacernos sentir mal.

Segundo Acuerdo

El segundo el HONRAR LA PALABRA, intentemos ser lo más impecables al hablar. Puede que algo no nos guste, pero recordemos que todo lo que decimos es el reflejo de lo que somos. Trabajemos en ser coherentes entre lo que pensamos, decimos y hasta hacemos. Esto nos volverá no solo auténticos, sino fieles a nosotros mismos y respetables ante los demás.

Tercer Acuerdo

El tercer acuerdo nos habla de HACER SIEMPRE LO MEJOR. Si ante la vida, pareja, familia, amigos, estudios y trabajo damos el 100% de nosotros, sabremos que hicimos lo mejor que podíamos y nunca tendremos que arrepentirnos porque sabemos que dimos nuestro mejor esfuerzo.

Cuarto Acuerdo

El cuarto acuerdo, para mi uno de los más importantes de todo es NO TOMARSE NADA COMO PERSONAL. En la vida habrá comentarios o situaciones que hacen otras personas que nos pueden lastimar. Pero ni la peor ofensa o desaire hay que tomarlo personal, siempre hay pensarlo que esa persona solo se lastima a sí mismo y no está honrando sus palabras. Así de práctico el problema es de él y no tuyo. Si lo vemos como solo un comentario el cual no puedes controlar, pero si puedes controlar tu reacción, tus emociones, así que no te lo tomes personal.

Claro para ser libre es una tarea diaria y como seres humanos que somos debemos de estar en una práctica diaria, de recordar y reconectar con la sabiduría tolteca.

Pero lo importante es que nunca es tarde para ser libres, en paz y felices por el mundo.

 

Sigue leyendo a Emilia López