Corrupción, impunidad, violencia, desigualdad, narcos, son palabras que leo todos los días en diarios nacionales e internacionales definiendo a mi país, pero hay como siempre otro lado de la moneda, un México maravilloso del que hoy me siento plena de hablar, un México que según PWC, es uno de los diez países que están impulsando el crecimiento global, así que hoy hablamos de ese México.

Si caminas un sábado en la mañana por el bellísimo barrio de Polanco y después comes en alguno de sus deliciosos restaurantes puedes escuchar acentos diferentes hablando el mismo idioma, Españoles, Venezolanos, Colombianos, Argentinos, y mucho extranjero conviviendo de manera cosmopolita, en una percepción analítica de la sociedad mexicana, puedes darte cuenta que la economía se mueve y que estos extranjeros son capaces de quedarse en este país por el sin número de bondades que encuentran en la nobleza de la gente, oportunidades de negocio y disposición de servicio.

No sólo se trata de Tequila y de la industria automotriz del país, la economía de este México joven esta más allá de lo que podemos imaginar, obviamente tenemos un lugar muy importante en la

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ. La producción de coches a nivel mundial, somos un país orgullosamente lleno de ingenieros donde la mano de obra es relativamente barata y el estándar de calidad está por arriba de muchos países asiáticos que sacrifican calidad por precio;

EL RECICLAJE, de acuerdo a datos obtenidos de ECOCE México ocupa el primer lugar a nivel mundial en el reciclaje de PET, en 2014 Coca Cola & Co., construyó la planta de reciclaje de PET más grande del mundo donde se reciclan más de 10,000 toneladas de PET anuales;

LOS MEDICAMENTOS GENÉRICOS, esta industria ha beneficiado fuertemente a las farmacéuticas del país, se mueven millones de dólares día a día con la producción, consumo y distribución de medicamentos genéricos que se mueven hasta 3 veces más económicos que los precios de medicina de patente, la seguridad social es un importante consumidor de estos medicamentos, por lo que es una industria que crece y ha influido positivamente en la nación;

PANTALLAS PLANAS, México es líder en producción y maquilador de pantallas planas a nivel mundial y se está buscando apoyo de grandes empresarios internacionales para pasar de ser maquiladores a grandes exportadores, el IDIC está buscando la manera de apoyar para dejar de consumir piezas a países extranjeros y producirlas en territorio nacional;

EL CAFÉ, México es líder en producción y exportación de café orgánico, envía miles de kilos de café, sobre todo a Europa, por las condiciones climática y favorables que tenemos en el país, es café libre de pesticidas, lo cual lo hace un producto de gran calidad para países que importan y quieren actuar de manera responsable frente al uso indiscriminado de pesticidas. Álvaro Montes de Café Orgánico de Oaxaca da cátedras al respecto y es un gran impulsor del café orgánico;

EL TEQUILA Y MEZCAL, son exportados en cantidades inimaginables a países asiáticos, ya están comercializando en más de 80 naciones, no solo tenemos las denominaciones de origen, sino que además tenemos una calidad única en este mercado, que aunque han tratado de igualar jamás podrán obtener;

de acuerdo a datos obtenidos de SAGARPA son más de 30 millones de toneladas de JITOMATE Y AGUACATE las que mandamos a Estados Unidos de América de la mejor calidad y sin pesticidas dañinos, somos el principal proveedor de estos dos manjares al país vecino, ¿seguros que quieren un muro?;

FABRICACIÓN DE PARTES DE AERONAVES, no solo para aeroplanos sino también para la industria espacial, México es el quinto fabricante de partes a los Estados Unidos de América, un nicho de negocio que está en crecimiento brutal y que ha permitido a México pertenecer a la Organización Mundial de Comercio; entre otros.

México ofrece un abanico de posibilidades para el desarrollo de negocios a quien quiere venir a trabajar, es un país que además cuenta con una situación geográfica privilegiada y un clima que permite explotar los recursos naturales durante todo el año, está ensombrecido por la ambición de unos pocos, que desgraciadamente están en los puestos políticos del país, pero aún en contra de ellos, hay muchos mexicanos valiosos defendiendo la económica del país, la desigualdad social pega y pega fuerte.

grafico2-03Se debe combatir la pobreza fuertemente pero no desde los apoyos económicos, no resolviéndole la vida al mexicano, sino moviendo más la economía generando crecimiento económico, quitando tanto senador y tanto ratero de los puestos estratégicos, dar acceso a la pequeña y mediana empresa, a préstamos accesibles y generar una cadena de enriquecimiento sano y productivo, promover la cuestión académica terminando de una vez por toda con los sindicatos, quizá alguna vez funcionaron pero hoy día son el cáncer de cualquier país y debemos abolirlos para darle paso a la preparación, a que la gente se beneficie del boom cultural e informático que podríamos tener con un adecuado uso de la tecnología.

Necesitamos un mayor superávit, hay mucho que hacer, pero lo primero es dejar de estirar la mano al gobierno para recibir una tajada, debemos de exigir trabajos dignos, mejor pagados, igualdad de oportunidades, préstamos accesibles, educación de calidad, renuncia de gobernantes inútiles y abusivos. Debemos despertar a la población que aún está dormida, dejar de ver telenovelas, hay mucho mexicano exitoso, mucho mexicano comprometido con ayudar a otros, mucho mexicano con ganas de romper estigmas y dejar de dar pretextos para tener resultados. Hay mucho mexicano con hambre de triunfo, tenemos muchos ingenieros, más que Alemania, más que Francia, hacen falta oportunidades reales, no influyentísimo.

El mexicano que fomente la colaboración entre los mexicanos obtendrá mejores resultados y más beneficios que aquel que les regala una tarjeta con mil pesos mensuales para dejarlo mediocre y en su zona de confort. Regalar dinero es populismo y la mejor manera de mantener a un país dormido, hay que generar empleos, mover la economía y lo más importante permitir la igualdad entre nuestros compatriotas.

En vísperas de un 15 de septiembre este es mi mejor deseo para los mexicanos, basta de populismo, basta de querer que la clase política nos ayude, arrebatemos el poder, arrebatemos y exijamos lo que nos pertenece: la oportunidad de demostrar de que estamos hechos los mexicanos.

Sigue leyendo a Érika del Sol