Este es un fragmento de la novela titulada “Aullidos en el silencio” que a través de su dialogo nos invita a pensar sobre la definición de verdad.

* * *

Agustín tarda muy poco en caer en los cálidos brazos de Morfeo comenzando a soñar plácidamente, abandonándose en cuerpo y alma en un profundo sueño. Comienza a soñar que se encuentra en un lugar que al parecer no es la tierra, pese a que se encuentra andando por una playa en la orilla del mar, mientras divaga en sus pensamientos profundos en busca de la verdad. Comienza a amanecer, la playa está totalmente vacía, aunque no del todo. Agustín confundido en medio de divagaciones, reflexiones y pensamientos que no van a ningún lugar, pero que ocupan su mente inquieta, escucha una voz que parece proceder del Mar, y acompañando a esa voz la figura de un niño emergiendo del Mar mientras se dirige hacia la orilla nadando como un pez, Agustín le pregunta.

—”¿Qué haces aquí solo bañándote en el Mar?

El niño de ojos verdes provisto de aletas y cola de delfín, le mira con sus ojos penetrantes mientras le responde.

—”Hago lo mismo que tú, buscar respuestas para poder entender todo.”

Agustin le contesta.

—”¿Entonces tú también buscas la verdad?”

El Nilo rubio de ojos verdes le responde.

—”¿Cuál verdad? Cada uno buscamos una verdad, yo sólo busco la mía.”

Agustin contesta.

—”Perdona mi curiosidad, ¿pero qué clase de criatura eres?

Responde el niño tímidamente.

—”Soy lo que veis”

Contesta Agustin.

—”No puedes ser lo que estoy viendo. Es imposible.”

El Niño mitad delfín responde.

—”Igual de imposible de que encuentres tu verdad.”

 

Para saber algo más del autor y de la obra más información en el siguiente blog:

http://whenthelettersarewellwirtten.blogspot.com.es/2014/03/aullidos-en-el-silencio-howling-in.html

 

 

Sigue leyendo a Gerardo Moreno