Necesito sentirme libre
y esparcirme por el universo.

Como polvo de estrellas
a explosiones nucleares
de una estrella que yace
en medio de la nada.

Me siento apretujado
por mis propios brazos
que me oprimen y encierran
en mí mismo.

Ansío
poder liberarme
como energía,
y esparcirme
por el espacio
esculpido
de mi mismo.
Ego truncado,
paradigma invocado
por pitonisas
Maléfico de brujería.

Quisiera poder romperme
en trozos tan diminutos.

Que en ningún otro lugar
pudiera recomponerse
molécula a molécula,
átomo a átomo.

Hasta volver a formar
mi composición física
de mi energía.

En mi cuerpo atrapado.

 

 

Sigue leyendo a Gerardo Moreno