En el vacío siempre hay algo, pese ha no ser visible a simple vista la nada está llena.

Si vaciamos de una habitación los muebles, la cama, la cómoda, la silla, el escritorio, las cortinas, y todo lo demás hasta que no nos quede nada y si la vaciamos también de oxígeno y la cerramos herméticamente.
No quedaría nada, pues sí quedarán neutrones y protones …. Nunca en la nada hay nada, siempre hay algo.
El término vacío o nada es simplemente etimológico, en lo que llamamos nada o vacío siempre hay neutrones y protones que chocan entre sí formando densas masas microscópicas (teoría cuántica)
En el universo, el término nada no es real científicamente. Si hiciéramos lo mismo con los planetas, estrellas y galaxias, que como en el ejemplo anterior de la habitación posiblemente no quedaría nada o vacío, pues no es exactamente así.


Todas las estrellas, galaxias, planetas, satélites, asteroides, meteoritos y todo lo que conocemos y lo que aún no conocemos, ocupan un 1% del universo conocido.
Difícil de cuantificar y medir ya que al parecer es infinito, pero por cuantificar mediante la física cuántica, parece ser que un 1 % del total son los objetos físicos. El 99% restante es el vacío o la nada, que realmente no es así, puesto que la nada está compuesta de partículas de neutrinos y materia oscura o fuerza oscura que componen la mayor parte del universo.
De hay la célebre frase de La guerra de las galaxias “Que la fuerza te acompañe”, esa fuerza oscura o materia oscura, las partículas de neutrinos.
Siempre he pensado en la nada como ¿Qué es? ¿Que será la nada o el vacío?
Tampoco he querido pensar mucho en ello porque puedes perder la cabeza y otra vez no me lo puedo permitir.
¿Qué es la nada o vacío? ¿Qué hacemos aquí? ¿Existe vida en el universo?
Son tres cuestiones que sólo una de ellas tengo aún que descifrar, pero seguramente tenga la respuesta para otro artículo, “paciencia”.
Sólo es cuestión de esperar experiencias nuevas y abrir la mente a nuevas sensaciones.

 

Sigue leyendo a Gerardo Moreno