Cuántas noches y cuántas veces hemos levantado la mirada al cielo en busca de respuestas, sí esas respuestas que la mayoría de nosotros quisiéramos conocer, como un niño que aprende y descubre poco a poco la vida, como si un impulso sobrenatural nos empujara a alzar la mirada hacia las estrellas, pero aún mismo tiempo nos asaltan maremagnos de dudas y de preguntas, ¿estamos tan solos ante la inmensidad del espacio que se cierne ante nosotros? y si lo estamos, qué pena de espacio desaprovechado. Y si no lo estuviéramos, ¿qué tipo de vida podrá existir, será similar a la nuestra, donde se encontrará, será en nuestra galaxia o en otra mas lejana?

Muchos esperamos una señal oculta tras las estrellas, a otros no les importa en absoluto si existen otros mundos con vida similar o distinta a la nuestra, es una cuestión de inquietudes y perspectiva ante la vida, una decisión que solo cada uno de nosotros debemos tomar, cuanto menos nos queda la curiosidad por conocer la respuesta a las preguntas, si no estamos solos, entonces ¿quiénes son y dónde están nuestros vecinos siderales?

* *

Visitantes del espacio

Visitantes del espacio

Desde la aparición del hombre sobre la faz de la tierra, en lo más profundo de nuestro ser y de nuestra inteligencia por conocer lo desconocido, se abre una puerta a otra dimensión una dimensión desconocida donde nuestros miedos y curiosidades se dan un emotivo y apegado abrazo en busca de la verdad.

Se ha especulado sobre si en realidad incluso nosotros mismos somos del exterior de la tierra o si en el pasado tomaron contacto con nosotros civilizaciones de otros mundos con el propósito de facilitarnos su tecnología para conseguir nuestro avance en pensamiento y tecnología ambas cualidades por ende van muy unidas, cierto es que nuestra especie siempre a mirado al cielo buscando respuestas a todos estos interrogantes que en la actualidad flotan con mayor intensidad, preguntas reiterativas que se repiten una y otra vez, perdurando en el tiempo desde los principios de la humanidad.

* *

Pensemos razonablemente con una metodología científica. El hombre ha sido y es capaz de lograr lo indecible sin ayuda de nadie, solamente de sí mismo y sus comunidades en el principio de los tiempos fueron de grupos de seis a diez miembros lograron descubrir el fuego, lanzas con punta de pedernal para cazar y poder subsistir en un ambiente hostil como fue al principio de la era paleolítica.

En el neolítico prosiguió su avance sin ayuda de nadie ni interior ni exterior llegando a diseñar herramientas para una vida más fácil, si fácil entendemos soportar duros cambios climáticos , hacer frente a los animales depredadores , y a los terremotos y erupciones volcánicas que salpicaban el gran mosaico de la tierra en aquel entonces, después de la última glaciación y la extinción de los dinosaurios , el homo sapiens se consolida en la cima de la cadena evolutiva como el ser con pensamiento y razonamiento para liderar las tribus e ir creciendo en número, comunidades y afianzando se como ser humano hasta nuestros días.

En esta novela arrojaremos luz propia y desvelaremos la verdad escondida tras las estrellas, una realidad basada en una experiencia de abducción pero no como las relatadas en el cine o en otros libros donde este tema tiene una retrospectiva fría y carente de emociones y con connotaciones religiosas o burlonas incluso engañosas en cuanto a la descripción de las abducciones describiéndolas como experiencias traumáticas y terroríficas, cuando en realidad no son así, tampoco voy a exponer que es una experiencia agradable o placentera. Lo que sí les diré es que fue como volver a nacer de nuevo en un sentido práctico precedido de un primer momento de pánico y posteriormente no recuerdas nada, solamente que la luz blanca inmaculada y potente te deja algo conmocionado y cegado, siendo una experiencia extraordinaria que en primera persona el protagonista Gerard vivió tal y como contaré lo que sucedió aquella madrugada y ustedes los lectores sacarán sus propias conjeturas o conclusiones y podrán decidir si creer o pensar que es ficción.

Pero no olviden que en ocasiones las realidades están ocultas o simplemente no se conocen hasta que te suceden y no por ese motivo son irreales o ficción, recuerden tan solo que en ocasiones la realidad supera la ficción.

En este relato todo lo que acontece es plausible y viable de ser real, lo cual queda a su interpretación y libre albedrío y a su percepción y criterio como seres humanos.

 

Para más información sobre este libro y su autor visiten este blog a través del enlace siguiente:

http://whenthelettersarewellwirtten.blogspot.com.es/2013/12/space-visitors-chapter-2-by-gerardo.html

 

Sigue leyendo a Gerardo Moreno