Mucho se habla y dice respecto de las situaciones de la vida diaria, se comenta y se comparte sobre los problemas y situaciones que se nos presentan en el vivir diario, somos demasiado consientes de todo aquello que debemos resolver, solucionar o corregir, nos encerramos en ese mundo incierto del mañana, del año siguiente con la esperanza de llegar a solucionar toda situación que hoy tenemos hasta no tener ni una más y parece ser que ese momento nunca llegara.

Como habría de llegar un momento el cual estamos constantemente evitando, luchamos de manera constante e incansable por conseguir ese día, esa hora, ese minuto donde seamos libres de situaciones por resolver.

Y es que pasa poco en la sociedad que nos permitimos mirar lo que ya tenemos, aquellos pequeños detalles pero muy significativos que nos permiten agradecer lo que es la vida, estamos deseando constantemente mejorar algo que aun ni siquiera hemos aceptado en su totalidad, mejor casa, mejor salario, mejor familia, mejores alimentos, mejor cuerpo, y cuantas ocasiones hemos agradecido nuestro propio esfuerzo, nuestro ahora con lo que ya existe, en que momento del día dejamos lo irresolvible para centrarnos en lo resuelto y maravillarnos por ese milagro alcanzado.

 

Pues dadas todas las posibilidades en el universo, alcanzar un objetivo ya es un milagro, ese artículo, esa familia, esa pareja, esa madre o padre, ese empleo, todo ese cumulo de situaciones que el día de hoy nos dejar continuar viviendo y nos dan la posibilidad de estar sobre ellas como un escalón para ir por mas, pues eso es lo que pasan a ser cuando realmente las apreciamos y las agradecemos al universo, nos volvemos consientes de nuestras capacidades sin importar que tan grande o pequeñas parezcan.

Si podemos conseguir eso, podemos ir por algo más claro está, siempre partiendo desde el punto que por educación debemos tener desde el hogar “GRACIAS”, al universo, a la vida, al creador, a la madre o al padre, al jefe, a los hijos, a la pareja, pues todo aquello que parecen ser situaciones que nos frenan pueden tener esa cara y al tiempo pueden tener otra la cara de la oportunidad.

Como podemos partir a lo nuevo si no agradecemos lo que nos ha llegado es importante siempre vivir en agradecimiento por todas y cada una de las lecciones que a nuestra vida nos llegan, son varias, unas nos impulsan y otras nos frenan, pero ¿acaso en la escuela todo es placentero?, sufrimos, lloramos, reímos, amamos, queremos, gritamos, callamos, hacemos miles de gestos.

Al final todo es parte de la vida y la vida misma es un momento de agradecimiento, un momento que perdurara como  algo maravilloso y mejorara por añadidura mientras nos permitamos decir simplemente “GRACIAS” pues si el mismo ser humano es capaz de brindar apoyo a otro ser agradecido, ¿por qué le universo con todo su esplendor no brindaría más regalos a quien sabe agradecer lo que llega a su vida?

Ignacio Huerta Villarreal.

Paz, Bondad y Armonía todos los días de tu vida, te invito a que hagas una lista diaria de 3 cosas que agradecer, y notaras que no estás tan desamparado como piensas. Luz de mi corazón al tuyo siempre.

 

Sigue leyendo a Ignacio Huerta