“Soy solo un mortal que está de paso en este mundo, experimentando, aprendiendo, serán solo unos años más de existencia en este plano, no soy un cuerpo eterno, soy un espíritu inmortal que aprende, crece y recuerda día a día en la tierra su verdadero origen, pero que existe eternamente en el universo, estas situaciones deben pasar, así como pasan los días, las estaciones, así como yo mismo soy pasajero, mi tiempo tan limitado, en ocasiones tan frágil, tan corto, solo tengo una opción sabia “vivir con amor”, esta ha sido aprendida con el paso de los tiempos, con la evolución del universo, este que lleva muchos millones de años de existir, él ha visto más cosas como estas incluso peores, aun así, no se ha detenido, ha continuado su paso y todo lo que le ha sido innecesario o inservible, lo ha transformado, lo ha recreado, entonces yo que soy parte del universo en este caminar,

 

También tengo esa capacidad, soy capaz de reinventarme, redescubrirme, por ello esta situación no es capaz de derribar mi puerta, reconozco que es fuerte, que tiene poder, pero no es mayor a la sabiduría de los años, al paso del tiempo, no es más fuerte que la creación, quien la ha creado a ella, por lo que del mismo modo, yo soy creación y entonces la amo, aprenderé de ella y evolucionare, estaré preparado para situaciones futuras, la combatiré con sabiduría, entonces cambiare, me redescubriré, será así por que como el universo, yo mismo estoy en constante cambio y desecho todo aquello que no me es de utilidad, por que quien ya no está no volverá, quien por decisión de la creación se ha ido, se reinventara en otro plano, en otra creación, a donde algún día yo llegare, siendo esta la más grande situación a enfrentar la aceptación de alguien que ha dejado el plano, para continuar su evolución en otro, no habrá ninguna otra situación que me detenga o sea mayor a mí, porque si he comprendido la evolución universal, soy capaz de resolver cualquier situación, mientras mi corazón llene de sangre mi cuerpo, podre vivir, mientras mis pulmones ingresen aire respirare, mientras mi mente funcione podre pensar, aun cuando algún órgano de mí se opusiera o bien terminara su función, mientras mi espíritu no abandone mi cuerpo terrenal, yo tendré el poder de levantarme y continuar, pues hermanos del peregrinar lo han hecho, se han levantado y continuado en incluso peores situaciones que las mías, ¿Que podría hacer que yo no lo hiciera ? “Nada”.

Extracto libro: Fanáticos del éxito

Sigue leyendo a Ignacio Huerta