La mitad de las veces que en Internet se dice algo de Stan Lee es para cagarse en él por, según dicen, robar las ideas de Jack Kirby. Bueno, en el negocio, en toda la industria creativa es habitual coger elementos preexistentes para crear algo nuevo. No olvidemos que Superman contiene elementos de Gladiator, de Philip Wylie, y de Doc Savage, o Batman, que bebe de The Shadow, de Maxwell Grant, cuyos escenarios fueron calcados para la primera historia de Batman por su dibujante, que llegó al extremo de adjudicarse la autoría completa de Batman, autoría que había sido en su mayor parte obra de su guionista, Bill Finger. Incluso Kirby, en un par de ocasiones en los años 40 tuvo que recurrir a dibujos de otros a través de su propio taller para cubrir la demanda de Capitán América en los plazos convenidos. La industria del cómic en todos los países, no sólo Estados unidos, está llena de casos así, y a día de hoy suma y sigue. Ahora mismo estará sucediendo en varias partes a la vez.

Cierto es que a Kirby Marvel no le trató muy bien en cuanto a acreditación de obra, devolución de originales, y la gran trifulca del Capitán América , en la que su cocreador Joe Simon tuvo parte de culpa, un grave error por parte de Marvel, que el ayudó a construir.

 

Pero Stan Lee y Marvel no son lo mismo, fue su figura visible y un directivo, el poder de decisión lo tenía Martin Goodman primero, y luego la sucesión de conglomerados empresariales que adquirían la editorial. Que Lee tuvo parte de culpa, claro, pero tampoco satanicemos ni neguemos lo bueno que haya dejado creado y escrito en su vida,porque no hay que olvidar que fue Lee, junto con Kirby, quienes crearon los personajes base de Marvel y los que diseñaron las primeras historias, recayendo sobre Lee la tarea de guionizar y añadir diálogos a un mínimo de ocho colecciones mensuales en los primeros años. Fueron los dos los que fueron conceprulizando lo que luego fue el universo Marvel, no uno sólo. Por otro lado, Kirby llegó a afirmar la completa creación de Spiderman, la única obra en la que no tuvo nada que ver excepto un diseño de personaje muy alejado del que conocemos. Kirby además, no sólo fue puteado en Marvel, en DC se las hicieron pasar canutas en los 50 y en los 70, modificando todos los rostros dibujados por el, ninguneando su participación en una de las colecciones de Superman, una falta de respeto hacia Kirby. Por no mencionar su saga del cuarto mundo, que fue interrumpida por falta de ventas, pero todo eso para algunos no ha sucedido, los Malos son Marvel y Stan Lee, según parece, así, por que a algunos les da la gana. Todo el mundo metemos la pata, y todos vamos al sol que más calienta, no vayamos de adalides de la verdad, el bien y la justicia, que de eso ya se ocupan los personajes de papel.

 

 

 Sigue leyendo a Javier García