Al igual que como desde hace 73 años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), efectúa su Asamblea General, la celebración concentra a la inmensa mayoría de los líderes mundiales, que aprovechan su viaje a Nueva York, para desde la máxima tribuna de la institución, lanzar sus proclamas, manifiestos, mensajes, despedidas, y casi cualquier cuita que tenga pendiente, con la libertad que en algunas ocasiones raya en el libertinaje, que ha caracterizado al foro desde 1945.

 

La ONU, al día de hoy cuenta con 195 países agremiados, dos de los cuales, El Vaticano y Palestina, tienen calidad de observadores, al igual que el año pasado, el ingeniero en física y electrónica António Manuel de Oliveira Guterres, lisboeta de 69 años, actual Secretario General, presidirá las sesiones, las que como es una costumbre, después de que rinda su informe anual, abrirán con el discurso del presidente de Brasil, en honor a que fue el primer país que ocupó la presidencia del organismo, por lo que, Michel Miguel Elías Temer Lulia, comenzará con los mensajes, seguido por el líder norteamericano en su calidad de anfitrión.

 

Como tradicionalmente ocurre, la Asamblea General que concluyó, llevó a la palestra a diferentes representantes internacionales, los cuales, como mencionábamos, llevan de todo y para todos, desde la entrada a proyectos como el spotlight, que combate la violencia contra las mujeres, o los mecanismos de protección a los niños y las libertades religiosas; algunos aprovechan para despedirse por ser su última intervención, como el mexicano Enrique Peña Nieto, o los que tienen su primera asistencia, como Pedro Sánchez Pérez-Castejón, y Manuel Díaz-Canel Bermúdez de España y Cuba respectivamente, pasando por la sui géneris presencia de Neve Te Aroha Ardern Gayford, de apenas tres meses de edad, quien se hizo acompañar por su madre, la Primer Ministra de Nueza Zelanda, Jacinda Kate Laurell Ardern, que es la Jefa de Estado más joven del mundo, 38 años. De todo un poco.

 

Un auditorio repleto, escuchó al polaco Donald Franciszek Tusk, Presidente del Consejo Europeo, proponer reformas al organismo que impulsen el cumplimiento de los acuerdos que se tomen en la Asamblea General, misma que oyó al mandatario norteamericano, despotricar contra Irán y Nicolás Maduro Moros, azuzando a los militares de su país, para que lo derroquen, siendo secundado por el líder chileno, Miguel Juan Sebastián Piñera Echenique, quien aprovechó su reaparición para pegarle al caribe; Nicaragua, Cuba y Venezuela, casi al final de las jornadas de trabajo, un salón semivacío escuchó al jefe de este último país, quien ocupó el doble del tiempo que debe de usar todos los oradores, para defenderse de los ataques de Estados Unidos, y acreditar su disponibilidad a negociar bilateralmente con Donald John Trump.

 

La ONU determinó pasar al Consejo de Seguridad, el análisis de la situación en Nicaragua, por lo que los cinco

países permanentes, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia, así como los 10 rotativos, en breve deberán tomar decisiones sobre los acontecimientos que aquejan, a los que habitan el reino de los que habitan junto a los grandes depósitos de agua, oprimidos por José Daniel Ortega Saavedra.

 

Como todos los años, la reunión de la Asamblea General coincide con el 26 de septiembre, en que se celebra el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, la cual, tiene tal relevancia, que el tema, fue la primera resolución aprobada por el organismo en los trabajos de 1946,a en su Asamblea de inicio; según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), hoy existen 14,465, si bien son 470 armas nucleares menos que el año pasado, lo cierto es que, no es la velocidad que se requiere, en tiempos y cantidades.

 

China, Corea del Norte, Francia, India, Israel, Pakistán, Reino Unido, Estados Unidos y Rusia, son las nueve naciones que cuentan con artefactos de tipo nuclear, los dos últimos concentran el 92 por ciento, de las mismas, los europeos con 6,850 y los americanos con 6,450; lo peor de todo, y lo que más desalienta, es que no se ven pasos claros y concretos, en los que los diferentes involucrados, encaminen sus acciones hacia cumplir los diversos acuerdos de desarme, de hecho este mismo año, Rusia presentó seis super amas, que según el Kremlin, son una nueva generación invencible, de armamento convencional y nuclear, y Estados Unidos, ha destinado crecientes recursos a la modernización de su armamento. La ONU, al día de hoy acepta que, en cumplimiento a los tratados internacionales en la materia, no se ha destruido ningún arma nuclear, y que actualmente, no hay negociaciones en marcha sobre este asunto.

 

Finalmente, los aplausos se brindaron a Colombia por la acogida que tiene para miles de venezolanos que salen de su país, y se determinó, apoyos del organismo, para que no cierre su frontera, y la ovación fue para La India, que despenalizó la homosexualidad.

 

Sigue leyendo a José Ortíz Adame