Esta semana que termina, también concluyó la reunión del Grupo de los 20, que reúne a los líderes de las veinte economías más importantes del planeta, así como a los dirigentes de organismos internacionales, al evento también llegan los ministros de finanzas y los banqueros centrales de los países convocados, pero además, se dan cita hombres de negocios y dirigentes de empresas, con lo que se generara una sinergia muy importante para el mundo en general, ya que es la oportunidad única de cerrar negocios o de entrevistarse con los jefes de estado que determinan las políticas a seguir en lo económico.

Este año la cita fue los días 28 y 29 de junio en Osaka, Japón siendo el anfitrión Shinzó Abe, quien funge como presidente pro tempore del organismo, es sin duda es el mayor foro de deliberación política y económica mundial, la cita de este año tenía diversos matices o temas de discusión, la Guerra Comercial China-Estados Unidos, la Migración Internacional, las Tensiones con Irán, la Crisis de Venezuela y, el Cambio Climático.

En 1973, ante la durísima embestida de la crisis económica internacional que se vivió ese año, que terminó por romper el patrón oro que se había establecido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial con los acuerdos de Bretton Woods, y el alza súbita de los precios del petróleo; a propuesta de Estados Unidos se conformó el Grupo de los 6, que conglomeró a los países con mayor desarrollo industrial de ese momento, por lo que se unieron en la iniciativa; Alemania, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, tres años después Canadá tuvo una invitación a participar y al terminar la guerra fría con el rompimiento del modelo socialista especialmente en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Rusia se integró en 1997. Posteriormente y en diferentes momentos se fueron integrando, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea; España ha sido un invitado permanente, por si fuera poco, se congregan los presidentes de organismos tan diversos e importantes como el banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Unión Africana, la Organización Mundial de Comercio, la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico y, el Foro de Cooperación Económica Asía Pacífico, digamos que van todos y más, solo un dato, está reunión congregó al 85% de las riquezas del planeta.

G20, Inoperante

G20, Inoperante

Por lo general estas reuniones, pasan casi inadvertidas para la mayoría de la población y sin duda en gran parte se debe a que, a la misma organización no le interesa, que se conozcan muchos detalles de sus sesiones, sin embargo, la de este año, genero especial expectativa por ser sin duda y así la calificaron todos los expertos, la más compleja desde 2008, como decíamos anteriormente los temas de esta cumbre vienen muy complejos, lo peor de todo que los líderes actuales del planeta nos e ven con la fuerza política e intelectual, que estos momentos necesita el mundo.

Ángela Dorothea Merkel, que muchas veces hizo el papel de líder y ponderación, lamentablemente ya viene a la baja, es probable que no llegue a la próxima reunión en el Riad, Arabia Saudita 2020, como dirigente de su nación, por lo que más que abanderar la presente, buscó terminar decorosamente, de otros asistentes mejor ni hablar, los asuntos en sus países o su propio desprestigio internacional, no los hacen interlocutores válidos.

De los países latinoamericanos que son miembros, el presidente de Brasil, Jair  Messias Bolsonaro, llegó muy cuestionado porque no ha logrado avanzar en sus promesas de crecimiento para su país, además del bochornoso incidente de un avión de su comitiva al ser detenido en Sevilla, España, con toneladas de cocaína, Mauricio Macri, tal vez sea el que peores notas lleva,  su nación es la de mayor índice inflacionario de los miembros del organismo, y es probable, solo probable que sea su última aparición como presidente.

El presidente mexicano tenía programada un festejo con baile, por el primer aniversario en el que ganó las elecciones que hoy lo tienen en el poder, por lo cual no pudo asistir y el canciller Marcelo Luis Ebrad Casaubón, lo representó y fue quién tuvo que explicar a los dirigentes mundiales las metas, objetivos y visón del gobierno mexicano, logró acercamientos con algunos presentes especialmente Donald John Trump, Shinzó Abe, y presentó el Plan de Desarrollo de Centroamérica, que supone impactará directamente en la disminución de la migración, de esa región al país azteca y más allá.

Sigue leyendo a José Ortíz Adame