Los meses recientes han sido de una tensa calma en Guatemala, situación a la que debemos estar atentos ya que, si la sociedad chapina no hace lo adecuado, los cauces podrían salirse de madre por la cercanía del proceso electoral presidencial que está en ciernes, y que como naturalmente sucede polariza las opiniones.

 

Cuando Hernán Cortes Monroy Pizarro Altamirano conquistó en 1521 los pueblos y tierras originarias, la monarquía española buscando explotar estos territorios, creó en 1536 el Virreinato de la Nueva España, que comprendía, desde lo que hoy son los Estados de California y Utah en Estados Unidos, hasta Costa Rica, Cuba y Filipinas, por lo que se subdividió entre otras formas de gobierno, en las Capitanías Generales, así se crearon las de Filipinas, Cuba, Yucatán y Guatemala, está última comprendía desde lo que hoy es el Estado mexicano de Chiapas, hasta Costa Rica, y las actuales provincias panameñas de Chiriquí y Bocas del Toro, teniendo como capital del virreinato y sede del poder virreinal la Ciudad de México.

 

Pedro de Alvarado y Contreras, a la postre conquistador de la región, fundó lo que hoy conocemos como Ciudad Vieja de Santiago de los Caballeros de Guatemala, sede de la capital hasta 1784, donde actualmente destacan la casa de la esposa de Tonatiuh, Doña Beatriz de Valencia de la Cueva y Benavidez, el espectacular Palacio de los Capitanes, la incomparable vista del Arco de Santa Catalina con el volcán de Agua como majestuoso fondo, así como el maravilloso Convento de la Orden de las Clarisas Capuchinas, desde ahí Bernal Díaz del Castillo, dio forma a su Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España. Para 1821 con la independencia de España y la abdicación de Agustín Cosme Damián de Iturbide y Aramburú en 1823, estos territorios hasta entonces unidos, se separan y forman un año después, la República Federal de Centroamérica, teniendo a Chiapas como parte del territorio, quien por votación decide integrarse a México.

 

Desde hace poco más de un año los acontecimientos en Guate se han venido enrareciendo, el domingo 3 de junio de 2018, cuando el Volcán de Fuego despertó a la población a las seis de la mañana con una erupción, muchos pobladores en las faldas de la montaña no entendieron bien lo que sucedía y cuando reaccionaron fue demasiado tarde, cobrando la vida según cifras oficiales de 319 personas, aún existe una cantidad indeterminada de desaparecidos y de quienes tuvieron que abandonar sus tierras.

 

La corrupción es otro elemento que está presente, si bien el país ya ha procesado a expresidentes por este delito como son los casos de Alfonso Antonio Portillo Cabrera y Otto Fernando Pérez Molina, lo cierto es que no ha dejado de estar en el día a día de la nación, de hecho el actual presidente escandalizó al país y al contexto internacional al ordenar hace un par de meses, la expulsión de una comisión anticorrupción de la Organización de Naciones Unidas que trabajaba en el país, investigando casos que lo involucran en financiamientos ilícitos.

 

Lo mismo sucede con el tema de los Derechos Humanos, ya que en la mesa del congreso nacional están las reformas para dar amnistía a criminales de la guerra interna que azoló el país entre 1960 y 1996, lo que ha polarizado las cosas entre los que piensan que los criminares, especialmente los mandos del ejército deben de pagar los asesinatos que cometieron y los que consideran que una ley de perdón vendría a ayudar a la concordia nacional.

 

El actor y productor  de cine y televisión, James Ernesto Morales Cabrera, Jimmy Morales, es desde 2016 presidente de la república, el 14 de enero del 2020 entregará el poder a uno de los 23 candidatos que se registraron para competir en el proceso electoral del 16 de junio próximos, de ellos un hombre y tres mujeres lideran el proceso, Alejandro Eduardo Giammattei Falla con una intención de voto de hasta el 14 por ciento, Sandra Julieta Torres Casanova con el 18, la misma cifra de Zury Mayté Ríos Sosa y en la punta Thelma Esperanza Aldana Hernández con un 28 por ciento de simpatías, esta última es una abogada a la que le tocó en turno ser la fiscal que literalmente mando a la cárcel a expresidente Otto Molina y su esposa, cuando soñaban con el encumbramiento político de ella, por ello es que los intentos por bloquear su candidatura fueron al extremo y no le fue permitida, hasta el casi la hora del cierre de la convocatoria, sin duda la candidata a vencer.

 

Sea cual sea el resultado del proceso que hoy inicia, sin dudas el mayor reto es sacar de la extrema pobreza en la que se encuentra según datos de ONU el 83 por ciento de la población y el 47 por ciento de los niños tienen desnutrición. Cifras Fuertes.

 

Sigue leyendo a José Ortíz Adame