En muchos países del mundo el grado máximo dentro del ejército es el de General, en Venezuela existen cuatro categorías en la cima de la jerarquía militar, General Brigada cuya insignia representativa es un sol, General División distinguido con dos soles, Mayor General quien pone en sus charreteras tres soles y el General en Jefe al que le corresponden cuatro soles. En estos días aciagos las decisiones que tomen los soles venezolanos serán decisivas para el futuro cercano de su país.

 

La situación en la nación del Caribe no viene mal de ahora, las cosas no han estado bien en Venezuela, desde los últimos años del gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías, quien tuvo la buena estrella de que el precio del petróleo llegó a estar hasta en 150 dólares el barril, lo que le permitió logros significativos en los ramos de salud, educación, y vivienda en los barrios más pobres, además de bajar de forma importante el desempleo, todo ello, con reconocimiento de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura; la caída en los precios internacionales del petróleo, y la imposibilidad que esto le daba, de seguir comprando adeptos, locales e internacionales, comenzaron con el deterioro de la economía, la situación empeoró con el relevo de Nicolas Maduro Moros, a quien le falta el carisma y la elocuencia del caudillo, pero sobre todo su habilidad política.

 

Paradójicamente, la debacle para el actual presidente inició, cuando ganó la elección en 2013, elección que fue seriamente cuestionada, porque la diferencia que tuvo con su opositor Henrique Capriles Radonski, fue de 1.49 por ciento de votos, su estulticia, lo llevo a encarcelar a los opositores, con saña especial a Leopoldo Eduardo López Mendoza, además en las elecciones legislativas, el oficialismo solo logró 55 diputados de los 167 posibles, y estúpidamente la relegó convocando a la elección de una asamblea constituyente, que le hiciera un marco jurídico a modo y en la que la oposición no participó.

 

Por más que se revisa y se analiza la situación de Venezuela, no se termina de entender cómo es que uno de los países más ricos del orbe se despeñó de forma tan contundente, este año se calcula que la inflación será de 10,000,000 por ciento, nunca ningún país ni estando en guerra, ha tenido esas cifras, hablamos de la nación que cuenta con las mayores reservas petroleras probadas del mundo; 298,350 millones de barriles, el segundo puesto es de Arabia Saudita con 267,501, el tercero de Canadá con 178,100, el cuarto de Irak con 177,500 y el quinto Irán con 137,692.

 

Como si fuera posible, esta semana que termina, la vida en Venezuela se ha complicado más, hoy se sabe que en gran medida la convocatoria a la “operación libertad”, que el auto proclamado presidente provisional Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez, tuvo su origen en la negociación con el Ministro de Defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López, el Mayor General, Iván Rafael Hernández Dala Comandante de la Guardia de Honor Presidencial, y con el también Mayor General José Adelino Ornelas Ferreira Jefe del Estado Mayor, así como con el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, licenciado Maikel José Moreno Pérez, especialmente los militares tienen acusaciones en Estados Unidos, de violación a los derechos humanos y lo que se les ofreció, fue una salida decorosa para ellos y sus cercanos, a cambio de permitir que el líder opositor Leopoldo López pudiera evadir la prisión domiciliaría a la que está condenado, así como no mover ficha en el intento de asonada que con ese evento promovería Juan Guaidó.

 

Después del sí que habían empeñado, y en donde queda clarísimo que López Mendoza no habría podido evadir la salida de su domicilio, participar en una micro manifestación e ir a la Embajada chilena sin un salvoconducto, algo paso, y les hizo cambiar de parecer y no cumplir la palabra empeñada, y es que la otra variable es la acusación que desde 1993 existe sobre los soles, no de los mencionados, que es su vínculo con la venta de drogas a Estados Unidos y Europa, ya que permiten y apoyan el trasiego de la producción de Colombia, Honduras y México, con una estructura horizontal, lo que lo hace más sólido y compacto, por ello es que sin duda, de último momento la evaluación que seguramente hicieron fue que, como todo parece indicar los días de Nicolas Maduro están contados, y penden de la negociación triangular que hacen los norteamericanos y Rusia, donde también se contempla el futuro de Corea del Norte, por ello es que con certeza evaluaron que será mejor una negociación en paquete y no aislados; no tendrá que vivir mucho el que quiera enterarse en que termina esta triste trama que arrastra sin compasión a los venezolanos.

 

 

Sigue leyendo a José Ortíz Adame