Cuando el Alma se vuelve tan pura como una gota de agua…

Fascinante música… oigo música… ¿De dónde viene? Tacto una exquisita pieza de Cristal: entro dentro de ella.

Cuando la toco, despierto a una nueva percepción: “perfumes exquisitos”. Ahora es más bella la música, me inclino en adoración ante algo hermoso, que no sé exactamente qué es; le digo: revélate: la música mejora… pero no hay instrumentos, partituras o cantantes… voces muy hermosas, composiciones matemáticamente perfectas, melodías inéditas y asombrosas.

Todavía mi estupefacción no cesa dentro del Cristal. zzzzz: ¿Qué está pasando? ¿Será un estado alterado de conciencia más? Alguien me dice: No volverás jamás… no lo permitiré… Le respondo: Me gusta mi vida dentro del Cristal y su música… no volveré jamás… no volveré jamás… no volveré jamás… mientras me alejo… cada vez más: no tengo hambre ni sed de ningún tipo: estoy lleno física y espiritualmente… me siento completo y satisfecho: PAZ… soy libre dentro del Cristal y no quiero salir jamás.

Han sido cerrados los cerrojos porque no volveré jamás. Que bella la expresión del nunca más. Una existencia nueva… con nuevos sabores, colores y texturas dentro y fuera de mí. Como brilla la Vida aquí dentro del Cristal, como salen a relucir los sentimientos que son… las maneras correctas y nobles. Como te llenas de felicidad respirando y con conciencia de este estado imperecedero de Vida: Alegría de vivir, alegría de Jamás… no hay frío ni calor… parece felicidad… sabe a miel… este estado alterado… este Cristal…

Que no sabía yo que detrás de la vida que dejé atrás me aguardaba esta sorpresiva esperanza… que ya no lo es, porque es realidad… Algunos lo llaman «más allá»: pero no es así… Este Cristal reluciente es un estado ¿alterado? de conciencia… que va más allá de todo.  Y continúa la música… continúa el espectáculo interior de mi alma, conectado con el Creador… continúa lo mejor… algo que no tiene final y que sabe a miel… esa cosa celestial… que nos enseñará a todos lo mejor de todo… Amar…

Antes del principio de los tiempos, todo fue así…

Lo dejamos todo atrás…

Para un «mejor»

Para un «sin final»…