¡Porque he amado…!

 

Mujeres peligrosísimas…  / Amar demasiado / Mujeres idolatradas  / Diva Club  /  Dominatriz profesional, radiante y sublingual…  / Diosas encumbradas…  /   De pechos delirantes / De rostro impresionante  /  De insospechada belleza /  El universo cercano se arrodilla ante ti  /   Sangre que sabe a miel… y miel que sabe a sangre  /  Soportar el envejecer… / ¡Porque he amado…!  / Orgasmos infinitos… / Se pierde la noción de todo / morder la fibra animal… / Éxtasis / Fragancia… / ¿Amando solo al Amor…? / Descubrió un Amor superior e incondicional / excitación del cuerpo y llenura del Alma… / pero un día la luz se fue…  / ya no se tocaba esa suave piel / insoportable soledad / ya todo parecía haber terminado / solo quedó un recuerdo puntiagudo / ¿Dónde están los arpistas que alegraban nuestros encuentros?   / Porque he amado… amando demasiado… / Cascadas de carcajadas en medio del “interruptus”  / realidades y fantasías embriagantes  / ¿Austeridad u opulencia?  / Le escribí una misiva a Eros…  que esto no podía ser… / armas biológicas que se escaparon del Laboratorio al medio ambiente / Y hay lágrimas y desasosiegos / solo queda vestir discretamente /  confesar los pecados / usar la mantilla… y olvidarlo todo: aunque haya amado demasiado… y muy bien: ¿Conversión?  Reza el rosario cada día… Gracias… ¿Por qué todo es tan punzo penetrante?  Por favor deme una soda «en las rocas»…

 

 

Sigue leyendo a Juan Carlos Martin