¡Dios me protege…!

Mi Credo personal…

En el Espíritu: Dios me protege / su lámpara brilla sobre mi cabeza / a su luz camino en tinieblas / Dios protege mi Casa / el Todopoderoso me acompaña / todos mis hijos y nietos me rodean en la salud y en la abundancia.

En el Espíritu: Los jóvenes al verme se apartan / los ancianos se ponen de pie / los notables dejan de hablar y ponen la mano en su boca / cesa la voz de los jefes y se pega su lengua al paladar / me escuchan todos expectantes en silencio para oír mi consejo / me callo y nadie replica, gota a gota todos sorben mis palabras / me esperan como a lluvia temprana boquiabiertos.

En el Espíritu: Si les sonrío apenas lo creen / de mi rostro no pierden un gesto de favor / me pongo al frente, marcando el camino / como rey entre tropas, los guío por doquier / quien me oye me felicita y se pone de mi parte / pues yo libro al pobre en apuros, al huérfano privado de ayuda.

En el Espíritu: Al descarriado lo bendigo / a las viudas les devuelvo la alegría / mis vestidos son la justicia y el derecho / yo soy ojos para el ciego y pies para el cojo / yo soy padre de los pobres y abogado del desconocido / rompo los colmillos del inicuo y le arranco la presa de los dientes / cuando muera seré como el ave fénix.

En el Espíritu: Soy como raíces siempre con agua y ramas llenas de rocío / mi dignidad es vigorosa / mi arco se afianza en mi mano para cumplir la misión que Dios me encomienda…

Transliterado del libro de JOB: Capítulo 29 (La Biblia).

 

Sigue leyendo a Juan Carlos Martin