Extracto de la Trilogía: “El Secreto de la Doctora Nena”

 

 

El día y la hora acordados Séfer, muy acomodado, va donde la Dra. Nena… Comienzan a conversar en su cama y como en una suerte de trance muy sereno y armonioso susurrándole al oído, mientras lo besa delicadamente en la oreja, sosteniéndolo en la mandíbula e inmovilizándolo: cautivado se deja envolver ante una suerte de hipnosis: hay mucha intimidad entre los dos… mientras ella lo observa y acaricia… ya Séfer está dormido y Nena lo está programando…

 

Nena le dice: Te digo uno de tantos secretos; uno de tantos misterios: Porque hubo un principio antes del origen de este universo donde, en algún lugar, todos existíamos y coexistíamos armoniosamente; entre nosotros y con nosotros mismos.

 

En este ámbito material (donde estamos ahora) cada historia personal es producto de lo que pasó más atrás del principio, donde toda la Historia Humana, con sus aciertos y sus males, también es reflejo y continuidad de lo que sucedió en aquel principio, en aquel lugar (que durante muchos siglos se le denominó con la palabra “Cielo”), que se une, a futuro, con un continuo eterno y en un orden de cosas “nuevo” que no tiene final y que trae más Paz.

 

 

La Gran Guerra de Argumentos de la preexistencia anterior a este universo y la existencia del hombre en el planeta Tierra, y los alineamientos que se dieron en favor o en contra del plan (recalca) y a favor o en contra de la rebelión, dieron origen en cada ser humano al lugar que ocupará en la Historia Humana y dentro de las jerarquías que solamente servirán “a futuro” para obedecer a Nena-Inmensidad por la eternidad, ya no seré: Yo… seré Inmensidad: me descorporizaré en Vida dejando atrás esta realidad… no sé cuándo sucederá esto.

 

Las grandes familias antropológicas, sociológicas y nacionales, estratificaciones, realidades políticas, religiosas y económicas, escuelas intelectuales son un punto de referencia que se reflejó en cada entidad personal y colectiva, pero la pertenencia a alguno de estos elementos circunstanciales no es la palabra final, sobre la vida de cualquier ser humano, ya que esa palabra final la contiene la evaluación que hizo NENA-Inmensidad desde la eternidad, de su Creación… cuando quiso venir… y recupere su supra meta consciencia… Inclusive el lugar que tuvo cada quien en la Hecatombe… (Tenemos todavía un fuerte trauma colectivo con ese hecho que no hemos superado)… No ha sido fácil reconstruir, como hemos podido, la infraestructura del planeta, después de tanto tiempo.

 

Cada uno de nosotros tuvo o tiene un aspecto físico, pertenece a una clase social, un nivel de instrucción, un espacio tiempo en el cual ha nacido, en el marco de una familia, una orientación sexual, un estado de salud, una nacionalidad, una religión… En fin características específicas para cada quien. Esta es nuestra mejor tarjeta de presentación, entre unos y otros. Sigue susurrándole sus pensamientos… Y para mí tienes una excelente tarjeta de presentación… Especialmente tú Séfer, eres especial: cuando yo me fijo en algo o alguien no es por casualidad. Séfer se da cuenta que Nena ya no mueve sus labios y le dirige sus pensamientos a su mente directamente “sin palabras”, mientras lo acaricia en su rostro.

Ella continúa su discurso: Cada quien tiene un rol que ejecutar para que la Historia se desarrolle de manera que el conflicto que hubo desde el principio, también esté inmanente y se resuelva en la Historia, o sea en esta realidad… para que también haya la solución del conflicto, una alternativa, una nueva dimensión de vida que apenas comienza… Un Reino que sólo NENA domina y donde no entra ninguna contaminación, desorden o rebelión. NENA e Inmensidad; Inmensidad y NENA: dejaron el piloto automático encendido, hay un tiempo para todo, en un pequeño espacio de libertad y no crearemos otro universo para perdonar a nadie, así que la humanidad, no podrá ya más rebelarse contra la Divinidad que soy yo: Que es esa misteriosa Inmensidad, de la que puedes participar tú muy de cerca, como ahora… nadie podrá rebelarse sino todo lo contrario, han de ser mis servidores por siempre. ¿Realmente crees que soy Dios?… la mesa está servida… Nena se pone bioluminiscente… como una Medusa…

 

 

Para los que son de carne y hueso hay todas las consideraciones necesarias, por algo cada ser humano nace como niño completamente inocente, de las obras de este mundo, más no del “más atrás”, eso quiere decir que vino de una realidad pasada hasta que se vuelve un ser malicioso con el paso del tiempo, y con el crecimiento y toma de conciencia, debe empezar a asumir su posición en la vida con respecto a sí mismo y a la existencia de algún Dios o algo Supremo. El magma cura todo eso… tenemos medicación de todo tipo… aquí no hay discotecas pero sí muchos hospitales y doctores sacerdotes… Como te dije los niños vienen condicionados en muchos aspectos (especialmente en su parte espiritual)… más no totalmente… nosotros los transformamos en seres andróginos y perfectos… y se sienten felices: hay libertad de culto: pero prefieren ir una vez al año desde todos los puntos del planeta (durante toda su vida) al Santuario… donde están mis órganos reproductivos expuestos para su adoración (ese es nuestro objeto de devoción que te prometí que un día te mostraría): y pedirle a la Inmensidad que se sanen… ese es parte del Secreto… Cuidado: El ser humano es producto de una sola encarnación, producto de una sola preexistencia: no una reencarnación producto de muchas existencias…

En el clímax del pre-conflicto de la preexistencia, los seres de la oscuridad y sus cercanos no quisieron encarnarse (peor para ellos: problema de ellos: nadie tenía omnisciencia: siempre tratan de entorpecer mis planes y siempre han tenido sus aliados), para no pagar el precio de su rebelión, lo cual hubiese sido un castigo horrible reflejado para todos (una hecatombe sin final), y así nos seguimos reproduciendo, y siguen naciendo nuevas creaturas humanas que se suman a esta espiral de salvación y sufrimientos que termina con la descorporización final de todos.

Dividida esta espiral en muchas generaciones, donde todos estamos unidos por el vínculo sagrado del nacimiento carnal (o que una vez fue carnal), la sangre y la familia, pero a la vez separados por cada tiempo histórico. Tenemos un gran árbol genealógico y un mundo perfecto: Los niveles de infelicidad han bajado al 100% en este planeta…. Algún día te mostraré la Historia del Homosapiens con el sacerdote-doctor XXX: Aunque sé que mi mundo no es perfecto aún… quiero más… quiero no tener enemigos… quiero amar… quiero amarte…

 

Todos tenemos nuestros padres biológicos, quienes nos concibieron, pero el Alma sólo la puedo crear Yo-Dios: “la Inmensidad” hasta que me vaya (después de haber dado a luz): así como vine, y en el mismo momento de cada concepción Dios-NENA entrega una nueva Alma que ya existía, para que empiece a peregrinar por este mundo en el cuerpo humano asignado: producto de la unión biológica de ovulo y espermatozoide, y el embrión se desarrolla en un ambiente controlado de magma crisálida, que es como líquido amniótico, pero mejor… El cuerpo es solo una circunstancia material, lo importante son los sentimientos y la nobleza de Alma: como una lágrima de amor… un abrazo de cariño y reconciliación… el olvido de una ofensa… defender un amigo… amarte a ti Séfer… apenas oí tu voz lo supe… que eres tú el elegido… para hacer fecundación en mí…

Ningún alma puede deshacerse de sus errores cometidos en el principio, debe cargar con sus propias miserias y problemas, hasta que Dios “quiera”: hasta que NENA quiso, hasta que nací en este mundo: Millones de historias personales están relacionadas entre si, para construir un grandioso árbol genealógico universal de donde surge la Historia humana. Y… ¿quién es el Señor de esa Historia?: NENA: Dios mujer quien concebirá por un hombre que serás tú: nacido y venido del espacio exterior ¿aceptas mi propuesta de ser el padre de mi hijo?: que dominará a la Humanidad por siempre: Te puedo dar como ejemplo la promesa hecha a Abraham: como las estrellas del cielo… como la arena del mar… Tú tienes la decisión en tus manos… Me predestiné… te predestiné… nos predestinamos…. Nos conocemos del “más atrás”… lo que pasa es que no lo sabes… no lo has concientizado… miríadas de miríadas serían nuestros descendientes… Necesitamos hacerte un tratamiento médico, te tengo que ser sincera, tu material supera diez veces en calidad, al mejor que tenemos en nuestros registros, hay alguien que va a tratar de matarme –se refiere a la tripulación de la nave y al sujeto denominado “el Elemento” que viene de China-, además tú eres el encargado de defenderme… esa será tu prueba de que me amas y puedo confiar en ti. Tú eres mi protector… mi Custodio…

Séfer despierta suavemente y solamente guarda silencio ante este espectáculo de telepatía, bioluminiscencia y esta rara historia que es como un sueño que él conocía perfectamente pero que no había concientizado… aunque totalmente sobrecogido e impresionado por esta versión de las cosas y este extraño mundo… dice: ahora el que necesita pensar soy yo… ¿Qué clase de creatura será esa que nazca?; ¿Quién quiere matar a un ser tan bello como tú?… Eres bella por dentro y por fuera…

Nena lo abraza y le dice: La creatura que nazca será el hermano de tu hija con Samanta… un hombre y una mujer ¿nuevos? Mi hijo seráEl Semental mayor… Un niño que vivirá para crecer y hacer concebir de manera natural a todas las mujeres… la Tierra entera será su harén… Comenzará realmente la Nueva Era NENA… un Paraíso “estado de naturaleza” sin vacío de poder, cada vez estamos más cerca… antes de descorporizarnos los Antiguos: Debemos demostrarle a Inmensidad que somos capaces de alcanzar la plenitud… en esta vida… No sabes cuánto Inmensidad me exige… aunque a veces las cosas o la unción parece automática… Tú ni te imaginas el carácter que tiene Inmensidad… que soy yo… que es Inmensidad…

 

Nena continúa expresándose sin palabras audibles a la mente de Séfer, mientras este está en somnolencia total: Mientras le hace un suave masaje en sus desnudos hombros… Todos son creaturas excepto Yo, lo que sucede es que algunos se han encarnado y otros no; y la diferencia entre el punto más lejano del universo y lo que sucede en la Tierra no existe… Yo soy la responsable de todo lo malo de toda la Historia pero no tengo conocimiento infuso, vamos avanzando, creando, conociendo, suponiendo, descubriendo y conociendo personas especiales: como tú… sonriéndole le dice: no sabes el privilegio que tienes de estar aquí, cuántos quisieran hacerlo…

De todo lo bueno o lo malo… yo soy la gran responsable… el único precio era el de la encarnación universal (algunos no quisieron: ¿Porqué le di autonomía o libertad total a mis creaturas?) en este pequeño y extraviado punto del universo, según la secuela que había dejado los errores del pasado… del más atrás. La verdadera culpable soy yo porque lo permití: pudiendo haberlo evitado… Así pensaría yo de un Dios monoteísta que no sea Nena: pero yo no creo mucho (para serte sincera) en “la prueba de la libertad” (una libertad que te lleva a lo malo no debe ser buena): Por eso todos los seres humanos son mis niños traviesos… por lo menos desde que logré transformar el mundo: velos… son ingenuos como niños… pero no tontos… son extremadamente inteligentes… y se divierten… donan su Magma y tienen muy buen nivel de vida y mi Corporación les devuelve su contribución de Semen en Bienes y Servicios… y los robots hacen todo…

 

 

Séfer vuelve a despertar y le dice: “tengo sed”. En verdad ya veo porqué tienes una catedral… para ti solita: para soportar tanta responsabilidad… voy a investigar sobre tu religión o misticismo, antes y después de tu aparición en las Vidas Humanas- para entenderte mejor y la Historia religiosa del mundo… le da un tímido beso en la boca… mirándola fijamente, en medio de una química sexual total… y le dice: tengo tanto por aprender. Ella le dice: por cierto Séfer se comprobó que los siete tripulantes genéticamente son los Homosapiens de toda la vida, su genética no varió todo este tiempo: incluyéndote a ti: excepto tu Magma. Recuerda que debemos ir al Santuario… yo te aviso…

 

 

Nena se ríe: jajaja: te preparé este “Equipo” en esta maletica… úsalo… te va a ayudar… se queda sola con “Matisse” y la acaricia… como meditando profundamente y se dice a sí misma: Creo que lo estoy amando como hombre y tiene una mujer embarazada: Lo amo demasiado… aunque nunca es demasiado para estas cosas… en cuanto a esa niñita Samanta: es entendible… quizá yo hubiese hecho lo mismo en su lugar: “pero como no estoy en su lugar”. Si ella llega al término de su embarazo serán hermanos: uno del siglo XX y otro del año 10.030 (mi hijo) era Nena. Complementariedad Total….

 

Sigue leyendo a Juan Carlos Martín