Así volaban en círculo, las aves del cielo

Buscan y buscan sin miedo, alguna presa para sus crías

Ansiosas esperan a su madre en el nido, es su cobijo

Dime pequeña golondrina ¿a quien esperas?

Espero a mi madre con alguna presa

Tenemos hambre y no frío

Tenemos calor y el estomago vacío

Pronto aprenderemos a volar

En invierno dormimos y en verano saldremos del nido

Volaremos a lugares, a otros nidos y valles

 

 

Sigue leyendo a Judith Méndez